Las empresas de telecomunicaciones confían en sus redes (horizontal-x3)
La mayoría de las empresas de telecomunicaciones en Puerto Rico han tomado medidas para mantener conectados a sus clientes. (Shutterstock)

Reconociendo que la comunicación celular es esencial en casos de emergencia, las compañías de telecomunicaciones afirmaron a este diario ayer que se encuentran preparadas para que sus servicios no se vean interrumpidos ante el posible paso del huracán Irma por Puerto Rico.

Empresas como T-Mobile, Open Mobile, Liberty Puerto Rico, AT&T y Claro indicaron que han tomado las medidas necesarias para que sus redes continúen operando aún bajo las condiciones extremas que esperan.

Para ello dijeron que han activado sus respectivos planes de emergencia, entre los que se que incluye el abastecimiento de combustible para las plantas de energía que electrificarán las torres de transmisión (antenas) en caso de que ocurra una interrupción en el sistema de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

“Desde la semana pasada, activamos nuestro comité de emergencia ante la amenaza del huracán Irma. Colocamos tormenteras en nuestras facilidades más vulnerables, examinamos todos los generadores y tenemos gasolina para todos los vehículos corporativos. También verificamos las baterías de emergencia de la infraestructura que da servicio a las casas de nuestros clientes para asegurar su funcionamiento máximo”, sostuvo Naji Khoury, presidente de Liberty Puerto Rico.

No obstante, recordó que los servicios de internet, telefonía y cable como los que ellos ofrecen dependen de la AEE para funcionar. “Las baterías de emergencia tienen una duración limitada a varias horas. Aunque el cliente tenga generador de emergencia, si el equipo que le da servicio a su casa no tiene energía eléctrica, no tendrá servicio”, recordó Khoury.

Por su parte Jorge Martel, gerente general de T-Mobile en Puerto Rico, explicó que saben que el celular en algunos casos es el único método de comunicación que tienen los ciudadanos para mantenerse informados y comunicarse en momentos de emergencia. “Sabemos que tenemos una gran responsabilidad de mantener nuestras redes arriba porque los consumidores dependen muchas veces exclusivamente de nosotros”, afirmó. “En momentos como estos nuestras prioridades son la seguridad de nuestros empleados y mantener a los consumidores conectados”, añadió.

El ejecutivo dijo que el apagón de energía que ocurrió el año pasado sirvió de “ensayo” para afinar su operación y estar mejor preparados ante lo que pudiera ocurrir con Irma. No obstante, informó que en caso de que sea necesario para este evento cuentan además con el apoyo de T-Mobile Estados Unidos.

Por parte de Open Mobile, Josué González, vicepresidente de Mercado, expresó que la proveedora tiene sobre 300 generadores listos para suplir energía a sus celdas de transmisión de ser necesario. También se han asegurado de abastecer sus tiendas con equipos de apoyo para que los clientes tengan “back-ups” de batería para sus celulares. “Nuestra recomendación a los clientes es que recarguen sus celulares y los coloquen en modo de ahorro de energía para que la batería dure más tiempo. No es momento de pasearse en las redes sociales o de ver películas. Hay que ser prudentes y saber utilizar el celular responsablemente durante momentos como éstos”, detalló González.

Ray Flores, vicepresidente regional de AT&T Puerto Rico e Islas Vírgenes Estadounidenses, explicó que en su caso ellos han estado muy activos mejorando la redundancia de su red en áreas propensas a las tormentas. Afirmó que se han instalado más generadores en las torres de antenas críticas y en las instalaciones de conmutación. También han movilizado equipo electrónico esencial para las operaciones de la red a áreas más seguras.

“Los clientes de Puerto Rico cuentan con nosotros, especialmente durante las tormentas. Es por eso que practicamos simulacros de preparación para estos eventos durante todo el año. Hemos trabajado durante los últimos días para posicionar equipos y personal para responder a la tormenta. Con una tormenta de este tamaño, podemos tener algunas interrupciones. Pero si el servicio falla, haremos todo lo posible para recuperarlo lo más rápido posible”, concluyó.

La compañía Claro, a través de su portavoz, Ileana Molina, sostuvo que la proveedora activó desde ayer su plan de contingencia para salvaguardar los activos de la empresa, asegurar la continuidad de sus servicios y velar por la seguridad de sus empleados.

“Como parte del plan, se han reabastecido de combustible todas las plantas eléctricas y se activó el Centro de Operaciones de Emergencia, el cual enlaza la comunicación de la empresa con la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones y las agencias del gobierno”, dijo.


💬Ver 0 comentarios