Desde la izq.: Ingrid Schmidt, presidenta de la Asociación de Cannabis Medicinal de Puerto Rico, y Noemí Pérez, presidenta de MedCann.Biz. (Suministrada) (semisquare-x3)
Desde la izq.: Ingrid Schmidt, presidenta de la Asociación de Cannabis Medicinal de Puerto Rico, y Noemí Pérez, presidenta de MedCann.Biz. (Suministrada)

Dos años después de que, por virtud de un reglamento del Departamento de Salud (DS), se autorizara la utilización medicinal del cannabis, unos 46,000 pacientes en Puerto Rico cuentan con la certificación para su uso.

En promedio, cada paciente certificado consume $180 al mes en  productos de cannabis medicinal para tratar una variedad de afecciones de salud, lo que equivale a $2,160 al año, de acuerdo con Ingrid Schmidt, presidenta de la Asociación de Cannabis Medicinal de Puerto Rico  y miembro de la Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal. 

Esto quiere decir que esos 46,000 pacientes certificados gastan $99.4 millones al año en el consumo de distintos productos a base de cannabis para tratar una variedad de enfermedades. El impacto económico puede ser aún mayor, según Schmidt, ya que no toma en cuenta otros servicios que giran alrededor de esta incipiente industria, como por ejemplo, los cursos que requiere Salud a los médicos que desean obtener la licencia necesaria para recomendar el uso de la planta a sus pacientes.

Muchos han visto la oportunidad de generar actividad económica en esta industria, a juzgar por las 21 licencias de cultivo de cannabis, 18 licencias de manufactura, tres de laboratorios, cuatro de transportación, 60 de dispensarios y 360 de médicos que se han otorgado hasta ahora, según datos provistos por Schmidt.

Agregó que se han expedido más de 2,000 licencias ocupacionales, que son las que el gobierno requiere a individuos para trabajar en empresas que se relacionan directamente con cualquier etapa del proceso de cultivo, transportación, elaboración o venta de cannabis medicinal.

De acuerdo con Noemí Pérez, presidenta de la firma de consultoría MedCann.Biz, “muchos centros de cultivo están en los interiores de edificios de fábricas que cerraron. Ya había la infraestructura, la gente que sabía de manufactura de medicamentos y la necesidad de los pacientes. Por eso la industria del cannabis medicinal floreció a esta velocidad”.

Para impulsar la industria y brindar a la población mayor acceso a esta alternativa de tratamiento, durante la próxima convención de Puerto Rico MedCann.Biz, que tendrá lugar del 6 al 7 de diciembre en el Wyndham Grand Rio Mar Golf & Beach Resort, en Río Grande, se otorgarán certificaciones de uso de cannabis medicinal a los pacientes que así lo soliciten.

“Tendremos 20 médicos allí evaluando a los pacientes que lleguen con evidencia de enfermedades que se pueden tratar con cannabis”, explicó Schmidt sobre la iniciativa, que se da en alianza con la Oficina de Cannabis Medicinal del DS. “Si el médico le recomienda su uso, se hace todo el proceso al momento para que el paciente obtenga su tarjeta (certificación) el mismo día”.

Sin costo adicional, los pacientes tendrán acceso a seminarios sobre los aspectos médicos del cannabis y las condiciones de salud que pueden ser tratadas con este. 


💬Ver 0 comentarios