Alrededor de 6,000 comercios de comidas rápidas están certificados para implementar una reducción en el IVU. (GFR Media)

La determinación de algunos comercios en aumentar sus precios después de que entrara en vigor la reducción del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) al 7% a los alimentos se realizó a destiempo.

Así opinaron por separado la secretaria interina del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Carmen Salgado, y el presidente de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (Asore), José Salvatela, quienes solicitaron que los restaurantes certificados por el Departamento de Hacienda para otorgar el beneficio eviten aumentos en sus precios.  

“Lo que realmente nos ocupó fue que por qué lo hicieron el día en que el consumidor esperaba ver ese ahorro en su bolsillo, que estaba esperando que, cuando fueran a consumir en los comercios certificados por el Departamento de Hacienda, pudieran pagar menos. Nos sorprendió que aumentaran el precio el mismo día. No entendemos por qué”, añadió.

La controversia surgió luego que una consumidora de Subway comparó lo que le costó la comida antes y después de la reducción del IVU al 7%.

Julianette Lebrón comparó dos recibos de compra del restaurante, los cuales evidencian que sí redujeron el IVU, pero aumentaron el precio del alimento, lo que no le representó un ahorro.

Salgado destacó que, por el momento, solo ha recibido dos confidencias adicionales relacionadas al aumento de precio una vez puesto en vigor la reducción del IVU en alimentos preparados.

“A mí me parece un mal juicio de comercio porque estábamos trabajando con el gobierno y los comercios este asunto y se sabía que el 1 de octubre era el día para ver esta reducción. Realmente, DACO no es el que atiende cualquier incumplimiento que se encuentre o confronte cuando haga una compra bajo esta ley, pero podemos servir de facilitador”, expresó la secretaria interina de DACO. 

Alrededor de 6,000 comercios de comidas rápidas están certificados para implementar una reducción en el IVU. La reducción fue de un 11.5% a 7%, lo que representaría un alivio contributivo de $90 millones.

Salgado, por su parte, destacó que le exhortaron a su matrícula a no aumentar los precios en sus restaurantes, pues esto podría provocar una desconfianza entre los consumidores.

“En el caso de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico no estamos recomendando que se haga ningún aumento en precios. Es algo que no es justo para el consumidor. La idea de esa reducción es que haya una reducción en el bolsillo del consumidor. Les exhortamos a los dueños de restaurantes a que no apliquen aumentos a sus precios”, destacó el presidente de Asore.

Por su parte, el expresidente de la Asore Ramón Leal destacó que a pesar de este inconveniente, en general, los resultados de la reducción del IVU fueron de gran beneficio.

“La información que tenemos hasta ahora de algunos de los socios con los cuales hemos hablado ha sido muy buena”, recalcó Leal.

“Nosotros estamos conscientes de que la industria de restaurantes se autorregulan y cada empresa tiene sus políticas de sus precios. Es una conducta es muy normal, no podemos hablar de cómo ellos hacen sus aumentos, porque es una determinación particular. Pero lo que sí es importante es destacar que los consumidores están bien pendientes. Al final del día, el cliente decidirá si auspiciará el restaurante”, añadió.   

Ante esta situación, Subway invitó a los dueños de las franquicias a no hacer aumentos en estos momentos.

"Lamentamos cualquier confusión que estos cambios de precios puedan haber causado. Es por esto que les hemos recomendado a nuestros dueños de franquicias que descarten todo aumento de precios implementado en este momento", indicó la empresa en declaraciones escritas enviadas a este medio.

A través de unas declaraciones escritas, el secretario del Departamento de Hacienda, Francisco Parés Alicea, indicó se encuentran más alerta a que los establecimientos cumplan con las reducciones en la carga contributiva.

“Los consumidores han demostrado ser aliados del gobierno, no solo en el esfuerzo de velar por el cumplimiento de estas reducciones en la carga contributiva a los ciudadanos, sino también al verbalizar su sentir respecto a prácticas comerciales del sector privado”, expresó el funcionario.

Pero, de inmediato, la agencia gubernamental no precisó cuáles medidas estaría implantando para evitar que otros consumidores se afecten por transacciones indebidas sujetas a la tasa reducida de IVU en alimentos preparados. 

“Tal y como anticipamos, hoy el consumidor es más consciente a la hora de decidir con qué establecimientos va a hacer negocios. Será responsabilidad de los comerciantes proveer respuestas a las necesidades sus clientes”, agregó.


💬Ver 0 comentarios