El secretario de la agencia Raúl Maldonado explica el levante automático para ciertos productos

El movimiento de contenedores en los puertos marítimos en Puerto Rico se ha reestablecido en un 64%, según la Autoridad de los Puertos.

El gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, indicó que para la semana pasada alrededor de 450 contenedores salían diariamente de los terminales portuarios. Actualmente la cifra supera los 900 contenedores, muchos de los cuales contienen ayuda para estabilizar a Puerto Rico tras el azote del huracán María. 

“Ya hay un salto significativo en ello”, dijo Rosselló Nevares en una rueda de prensa en el centro de mando establecido en el Centro de Convenciones de Puerto Rico. 

Aún así, los estacionamientos de contenedores en los muelles siguen casi en su máxima capacidad, puesto que se están recibiendo barcos adicionales con carga asociada con la ayuda a los damnificados como a las operaciones comerciales e industriales. 

José Ayala, vicepresidente de la empresa de carga marítima Crowley,  indicó que si continúa la tendencia de movimiento de carga actual, para el viernes las operaciones portuarias podrían estar moviendo cerca del 85% de la mercancía que usualmente trabajan para esta época del año.  

“En cuanto a la capacidad, continúa completamente lleno, porque, aunque continúan despachando siguen llegando embarcaciones... El ataponamiento ha estado en la carga comercial, pero me complace este aumento que ha habido. Yo he hablado con algunas compañías farmacéuticas y de manufactura y distribución, que no estaban operando la semana pasada pero, al día de hoy, están llamando a sus empleados para reanudar operaciones”, dijo Ayala.

Hacienda integra método automático

Sobre la llegada de suministros de artículos de primera necesidad, el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, dijo que en la zona portuaria han establecido lo que denominó como “levante automático”. 

Eso significa que tan pronto llega la carga se distribuye inmediatamente y no pasa por el proceso de inspección de Hacienda. 

“Donde sí estamos teniendo revisión es en artículos de lujo, artículos que no tienen prioridad. Así que hay una fila expedita, la persona llega y si son artículos de primera necesidad, se le da prioridad”, dijo. 

Precisó que entre los artículos de primera necesidad están la ropa, los generadores y todo donativo para lidiar con la crisis producto del huracán María. 

Mejor distribución de gasolina.  Por otro lado, en cuanto al manejo de combustible, el gobernador indicó que ya el 76% de las gasolineras están funcionando y que se espera por la entrada de nuevas barcazas cada una con medio millón de barriles de diesel o gasolina. 

“Esta misma semana han llegado sobre diez tanqueros de combustible para darle apoyo al gobierno de Puerto Rico para poder agilizar la distribución (de combustible)”, afirmó, por su parte, Alejandro de la Campa, jefe de la División del Caribe de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).    

Entretanto, la distribución de bienes comerciales ha comenzado a mejorar con la puesta en operaciones del 70% de los supermercados. Hace apenas una semana cuatro de cada diez supermercados estaban inoperantes. 

Movimiento sin restricciones

Ayala, por su parte, indicó que contrario a lo que se ha rumorado, las empresas de acarreo marítimo no están favoreciendo algunas compañías de transportistas sobre otras. 

“Esa información es totalmente falsa”, dijo el ejecutivo. Recordó, sin embargo, que al inicio de la emergencia, no todas las empresas encargadas del movimiento terrestre de contenedores estaban operando. 

Además, la prioridad en el movimiento de la carga es sacar aquellos contenedores asociados a la ayuda que llega a Puerto Rico para atender la emergencia causada por el huracán María. 

“No he visto ninguna compañía de camiones que se haya negado a trabajar o ni que un terminal o distribuidor esté exigiendo que ciertos camiones sean los únicos en manejar los contenedores”, manifestó Ayala.

Luis Falcón, presidente de la Confederación Auténtica de Transporte, afirmó que las empresas de acarreo terrestre están funcionando al máximo de sus capacidades dentro de las limitaciones que ha implicado el huracán para las empresas. 

Del mismo modo, indicó que algunas carreteras y caminos sufrieron daños severos con el huracán dificultando los accesos a pueblos enteros o áreas comerciales.  

“El problema que ahora mismo existe es que en los pueblos en el centro de la isla hay dificultades para entrar porque las carreteras están malas y no pueden pasar los furgones. Hay tanto cable de la Autoridad (de Energía Eléctrica) tan bajito y cables de teléfono que no permite que los camiones pasen”, dijo Falcón. “Esas áreas hay que trabajarlas con camiones pequeños”.


💬Ver 0 comentarios