En la medida, que fue aprobada ayer en la Cámara baja federal, Puerto Rico es tratado como una jurisdicción foránea para efectos tributarios. (horizontal-x3)
En la medida, que fue aprobada ayer en la Cámara baja federal, Puerto Rico es tratado como una jurisdicción foránea para efectos tributarios. (Archivo / GFR Media)

Bajo la premisa de que las multinacionales estadounidenses regresarán a suelo de Estados Unidos, el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara baja federal aprobó ayer un proyecto de ley que busca crear un nuevo sistema contributivo federal.

Esta propuesta impondría, por primera vez en un siglo, un arancel sobre los productos que se importan desde Puerto Rico hacia Estados Unidos, por lo que el sector privado ha expresado temor de que la medida entierre más la economía puertorriqueña.

A continuación, te explicamos siete cosas que debes saber para entender el impacto que la reforma contributiva, que impulsa la administración de Donald Trump, tendría sobre Puerto Rico.

1. El cambio tributario que impulsa el Partido Republicano es el más significativo que se haya presentado en décadas e incluye cambios a individuos, pequeños negocios, corporaciones y multinacionales.

2. La propuesta, según expertos, podrían afectar la ya lacerada posición competitiva de Puerto Rico como plaza de negocios.

3. Establece una tasa contributiva máxima de 20%, lo que reduciría el atractivo de establecer operaciones en jurisdicciones extranjeras donde se pagan menos impuestos.

5. Cambia el trato que reciben las compañías establecidas en Puerto Rico.

6. Obliga a repatriar todos los ingresos generados en jurisdicciones fuera de Estados Unidos desde 1986 al presente. Si se trata de ingresos en efectivo o equivalente, se tributará solo una vez a una tasa de 14%. Si se trata de ingresos no en efectivo, se tributarán a razón de 7% por los próximos 8 años.

7. Establece un arancel o arbitrio de 20% sobre todos los bienes que se manufacturen fuera de Estados Unidos y se importen a ese país para venderse a terceros. Establece un impuesto mínimo global a ingresos de alto rendimiento que no se tributen en jurisdicciones extranjeras. El impuesto rondaría 10%, pero de aplicarse una exclusión total sobre ese ingreso, se tributaría 0%.


💬Ver 0 comentarios