(semisquare-x3)
(GFR Media)

Una propuesta para crear la Oficina de Café de Puerto Rico, adscrita al Departamento de Agricultura, está en una etapa avanzada tras la aprobación en el Senado del proyecto de ley que la autoriza, así como la emisión de una orden administrativa por parte del titular de Agricultura con tal de adelantar sus funciones.

El organismo propuesto agrupará el Programa de Compra-Venta de Café, el Programa de Protección de Cultivos, el de Incentivo de Maquinaria Agrícola, el de Protección y Distribución de Semilla, y el nuevo Programa de Cafés Especiales de Café de Puerto Rico.

Será responsable además de la evaluación, recomendación, administración, medición y monitoreo de los Incentivos de Abonos e Insumos, Créditos por Inversión, y los incentivos relacionados a los caficultores y demás componentes de la industria de café.

Su creación se propuso mediante legislación que sometió el Ejecutivo ante ambas Cámaras. El Senado la avaló con enmiendas y la Cámara de Representantes celebró ayer audiencias públicas. El presidente de la comisión de agricultura de la Cámara, Joel I. Franqui, adelantó a Negocios que espera llevarlo a votación la próxima semana.

Mientras esto ocurre, el secretario de Agricultura, Carlos Flores, emitió el pasado martes la Orden Administrativa 2019-02, “Para Crear la Oficina de Cafés de Puerto Rico en la Administración para el Desarrollo de Empresas Agropecuarias (ADEA)”.

La orden tiene vigencia desde el momento de su firma, el 22 de enero de 2019 “y de acuerdo a la disponibilidad de fondos asignados para este propósito”.

Durante la audiencia de ayer, el director de ADEA, Robert Bradley-Perez, indicó que la nueva oficina funcionará con los fondos que tiene el programa del café, provenientes mayormente de la compra y venta del producto que importa para suplir la demanda local.

Apoyo de caficultores

La presidenta del sector de café de la Asociación de Agricultores y de la entidad sin fines de lucro, PROCAFE, Iris Jannette Rodríguez, endosó la creación de la oficina, pero condicionó el apoyo del sector a que se le garantice participación real en la misma.

“Nosotros los caficultores de Puerto Rico queremos una Oficina de Café dirigida por los caficultores, y para los caficultores”, afirmó en la vista pública.

Reclamó además que esa oficina debe ejecutar programas de apoyo estratégico y de vanguardia para los cafetales, mirar la finca del mediano y pequeño caficultor como la base y fortaleza de la industria, así como tener recursos técnicos para visitar y dar apoyo en la misma finca.

Agregó que ese organismo debe poder recomendar y apoyar, de una manera ágil y personalizada, a cada caficultor según sus necesidades, y poner al día el conjunto tecnológico “con las nuevas tecnologías desarrolladas por la academia aquí y las organizaciones mundialmente reconocidas”.

Exigió asimismo que el ente debe mantener al día los modelos económicosy los datos de costos operacionales para que trabaje continuamente en la reducción de dichos costos, a través de eficiencias.

Sector privado evalúa 

Por su parte, el gerente de Puerto Rico Coffee Roasters, Germán Negrón, indicó que esa empresa está “evaluando con detalle” las disposiciones del proyecto para reaccionar sobre las mismas.

“Reafirmamos que posterior a los huracanes, las iniciativas y recursos del Programa de Café del Departamento de Agricultura deben ir dirigidas al restablecimiento de las plantaciones de café en Puerto Rico, al igual que lo estamos haciendo en la empresa privada”, señaló.

Apoyo de ADEA

El director de ADEA, quien presentó una ponencia firmada por el Secretario, expresó repetidamente su endoso a la propuesta.

En el escrito se recalca que “es necesario establecer nuevos mecanismos que promuevan una cultura distinta y resultados que cambien sustancialmente la industria del café”.

Se informó, por otra parte, que la oficina estará ubicada en el barrio Yahuecas, de Adjuntas, que es donde está actualmente el almacén de café, el programa de compra venta, el programa de fiscalización y los laboratorios.

Bradley informó además que esa agencia distribuyó ya sobre 425,000 arbolitos para la siembra del café y hay cerca de tres millones de árboles para siembra este año.

Esto luego, que según Rodríguez el 2018 se perdió pues " se sembro muy poco para recuperar rápidamente la industria".


💬Ver 0 comentarios