Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El gobierno asegura que ha cumplido con los pedidos de la Junta (horizontal-x3)
Elías Sánchez reaccionó a la publicación del informe de liquidez, indicando que el aumento en la caja de Hacienda responde a que el gobierno se prepara para lo que será “una tormenta” fiscal en los próximos seis meses. (EFE)

El representante de Puerto Rico ante la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Elías Sánchez Sifonte, reaccionó este viernes al organismo federal indicando que la administración de Ricardo Rosselló Nevares ha mantenido reuniones constantes en las que ha discutido “al detalle” los planes de implementación del plan fiscal certificado.

“El gobierno de Puerto Rico entiende claramente la severidad de la situación fiscal en que nos encontramos”, dijo Sánchez Sifonte al señalar que el gobierno sostiene reuniones “casi a diario” con el equipo de asesores de la Junta acerca de cómo se implementará el plan fiscal que busca recortar unos $851 millones a partir de julio próximo.

“Las reuniones han ido al detalle de los aspectos presupuestarios al igual que lo correspondiente a los planes de implementación para lograr dichos objetivos. En dichas reuniones también hemos estado demostrando los planes de implementación para asegurar proveer recursos para cubrir los servicios esenciales según requerido por PROMESA y conforme a nuestro plan fiscal certificado”, agregó el abogado, al tiempo que indicó que el aumento en la liquidez en la caja principal de Hacienda no puede interpretarse como “una mejoría” porque este responde a medidas no recurrentes.

Esta semana, sin dar explicaciones, La Fortaleza envió al Centro de Periodismo Investigativo (CPI) un informe de liquidez y proyección de efectivo para las últimas cinco semanas del año fiscal en curso en el que se reflejaba un balance positivo mucho mayor que las proyecciones iniciales reveladas en febrero y validadas por la JSF en marzo pasado, al aprobar el plan fiscal.

El Nuevo Día reportó el contenido del informe, destacando que la mejora en la base de liquidez actual, así como en la proyección de efectivo, respondía a medidas extraordinarias como el impago de las Notas de Anticipación de Impuestos. También se reportó que la cifra podría cambiar “drásticamente”, una vez se cubra el pago de las pensiones de los recaudos que entran al Fondo General. El Nuevo Día, además, reseñó que las proyecciones de efectivo no incluían el pago del servicio a la deuda.

Sánchez Sifonte reaccionó a la publicación del informe de liquidez, indicando que el aumento en la caja de Hacienda responde a que el gobierno se prepara para lo que será “una tormenta” fiscal en los próximos seis meses, pero también aseguró que no se implementará la reducción de la jornada laboral, cosa que reiteró este viernes.

“Nos sentimos más que confiados que junto a la legislatura vamos a cumplir con los requisitos sin necesidad de medidas que solo servirán para afectar aún más nuestra ya maltrecha economía”, dijo Sánchez Sifonte.


💬Ver 0 comentarios