La economista Heidie Calero presentó los resultados del estudio durante la conferencia
Calero presentó los resultados del estudio durante la conferencia "Radiografía de un desastre: una mirada desde adentro". (Suministrada)

El total de los daños provocados por el huracán María en Puerto Rico ascienden a $159,500 millones, según estimados de un estudio divulgado hoy por una empresa de consultoría económica.

La economista Heidie Calero, de HCalero Consulting Group, indicó que la investigación, comisionada por la empresa, arroja que el sector de infraestructura fue el que sufrió la mayor cantidad de daños, que ascienden a $58,200 millones.

“Antes de María, 46 de estos municipios estaban en déficit, el 60 por ciento. Después de María, olvídese”, dijo la abogada en la conferencia “Radiografía de un desastre: una mirada desde adentro”, organizada por la Asociación de Manejadores de Emergencia y Profesionales de Seguridad.

El pasado noviembre, el gobierno estimó en $94,400 millones el total de dinero necesario para reconstruir los daños por el poderoso ciclón de categoría 4. En mayo, la cifra formó parte del tercer informe de progreso sometido al Congreso.

En tanto, del estimado de $159,500 millones, el sector de comercio sufrió daños de $6,900 millones, mientras que la agricultura obtuvo pérdidas de $3,400 millones. Los otros renglones que se usaron para calcular el total fueron telecomunicaciones, manufactura, turismo, daños individuales y otros servicios.

Según Calero, la isla tardará unos 22 años en alcanzar el nivel de crecimiento económico del 2006.

“Al final de cuentas, María nos ha dado una oportunidad… para transformar la economía, para hacer las reformas necesarias, para reconstruir nuestra estructura”, sostuvo la economista.

Por su parte, el geomorfólogo José Molinelli Freytes destacó la ubicación de propiedades en zonas de alto riesgo como una de las causas del “desastre” tras el huracán.

“En Puerto Rico, hay más de 100 comunidades en zonas susceptibles a deslizamientos en el interior montañoso central. En Puerto Rico, hay más de un cuarto de millón de estructuras ubicadas en las zonas inundables de los ríos, muchas de ellas aprobadas por la Junta de Planificación”, explicó Molinelli Freytes.

Además, el geomorfólogo aseguró que la inequidad social y el deterioro de infraestructura también contribuyeron a la situación precaria del país después del azote de María.

“Esto es un desastre creado por nosotros. Y ha sido creado por nosotros porque ubicamos en lugares de alto riesgo. Y ha sido creado por nosotros porque no hemos podido responder adecuadamente a la inequidad social y al problema de pobreza severa que hay en Puerto Rico”, manifestó Molinelli Freytes.


💬Ver 0 comentarios