Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Rick Scott, gobernador de Florida, se presentó en el P3 Summit como empresario, y afirmó ver en Puerto Rico oportunidades increíbles para establecer negocios pese a los retos fiscales que enfrenta. (André Kang)

El gobernador de Florida y candidato al Senado por ese estado, Rick Scott, se unió ayer al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, en proclamar la isla como un lugar de inmensas oportunidades para la inversión.

Ambos mandatarios compartieron un foro durante el día final del evento P3 Summit, organizado por el gobierno de Puerto Rico para promover la creación de alianzas público-privadas con empresas que interesen participar de los proyectos para la recuperación económica del país, tras el paso de los huracanes Irma y María.

Scott se presentó como empresario que en un momento dado decidió dedicarse a la política electoral y afirmó que si aún fuera tal, invertiría en Puerto Rico en esta situación de “oportunidades increíbles”.

Indicó que, como empresario, en un momento dado enfrentó los mismos retos que hoy enfrenta Puerto Rico por lo que llamó “factores limitantes” para el desarrollo económico.

Mencionó entre estos las altas tasas contributivas, los lentos procesos de permisos y la multiplicidad de regulaciones.

Destacó, por otro lado, que el sistema de generación de electricidad de Florida está altamente diversificado y distribuido lo que permitió que tras el impacto del huracán Irma se restaurara en una semana el servicio eléctrico a 13 millones de clientes.

Rosselló reclamó que su administración está manejando todos esos factores con las distintas “reformas” que están impulsando.

Insistió en el llamado a ver a Puerto Rico como un lienzo en blanco sobre el cual se puede construir una nueva realidad y en la oportunidad única que ofrece al país la esperada inyección masiva de fondos federales.

“Podemos reenfocar los recursos asignados por el gobierno federal en modelos de alcance mundial que ayuden a reconstruir un Puerto Rico más resiliente. Esta es la oportunidad para resolver algunos de los grandes problemas de infraestructura que enfrenta la isla. Es la oportunidad de ver a la isla como un lienzo blanco e innovar”, declaró.

A preguntas del moderador del foro, el director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington, Carlos Mercader, destacó como sus prioridades para alcanzar la recuperación económica: la reforma educativa, la reforma energética y la reforma contributiva.

Incluyó también en las prioridades la reconstrucción de la infraestructura del país, particularmente el sistema eléctrico, que calificó de “anticuado y obsoleto”.

Scott adelantó incluso la posibilidad de promover que empresarios de Florida inviertan en Puerto Rico.

Como parte de los foros celebrados ayer, se discutió la posibilidad de obtener financiamiento para estos proyectos de alianzas público privadas.

Los panelistas, Michael McDonald, de FirstBank; Carlos Sánchez, de Willis Towers Watson; Jean-Marie van der Elst, de Berkley Research Group, y Francisco Brugueras, de Goldman Sachs; concluyeron que existe esa opción, aunque condicionada al tipo de acuerdo que se presente y las garantías que lo acompañen.

Un financiamiento que envuelva la participación del Fondo General de Puerto Rico, se indicó, tendría menos posibilidad de generar interés que una propuesta no conectada a recursos del gobierno.

La directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, Carla Campos, presentó por su parte una proyección optimista sobre el futuro de ese sector en Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios