Hasta la fecha, FEMA solo ha logrado estimar el costo de unos 100 proyectos que maneja la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción, indicó un oficial de la agencia. (GFR Media)

Mientras esperan que el gobierno federal apruebe el desembolso de $8,200 millones del programa de Desarrollo Comunitario para atender desastres (CDBG-DR), el Departamento de la Vivienda, la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción (COR3) y el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) buscarán agilizar la evaluación de permisos, la estimación de los costos de recuperación y la aprobación de ayudas asociadas a la industria de la construcción tras el paso del huracán María, según indicaron sus oficiales ayer durante el más reciente foro de la Asociación de Constructores.

El volumen de vivienda que se necesita reconstruir en Puerto Rico supera la cantidad de fondos disponibles. Se están buscando alternativas, pero hay una realidad hoy: todavía hay familias con toldos azules. El plan perfecto, repito, no existe”, sentenció el subsecretario del Programa CDBG-DR del Departamento de Vivienda, Dennis González, quien cuenta con $775 millones para el recién inaugurado Programa de Reparación, Reconstrucción o Reubicación (R3).

En respuesta a repetidas preguntas del sector de la construcción, González añadió que, en colaboración con la Junta de Planificación (JPPR) y la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe), trabaja una orden administrativa que espera tener lista el próximo mes y busca acelerar el procesamiento de las decenas de miles de permisos de construcción que espera recibir Vivienda para el programa R3.

Por su parte, el jefe de asesoría legal de COR3, Antonio Pavía, subrayó la necesidad de que la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) acelere sus estimados de costos fijos para la recuperación de Puerto Rico o que acoja las recomendaciones de las agencias estatales que, a su juicio, conocen mejor las necesidades locales.

Según explicó el funcionario, hasta ahora FEMA solo ha logrado estimar el costo de unos 100 proyectos, por lo que no espera que la agencia federal logre aprobar los otros 4,900 proyectos que COR3 maneja antes de que esta última necesite solicitar extensiones para todos sus proyectos de recuperación.

En cuanto a los fondos CDBG-DR que administra el DDEC, su secretario, Manuel Laboy, indicó que hay tres partidas, sumando a $320 millones, de mayor interés para los constructores de la isla. Los primeros $100 millones están destinados a préstamos de construcción y operaciones comerciales, los próximos $200 millones al financiamiento de pequeños negocios y los últimos $20 millones al adiestramiento de la fuerza laboral.

“Mayormente nos interesa que los contratistas puertorriqueños puedan participar de la mayor cantidad de esfuerzos de reconstrucción financiados con fondos federales. Los retos principales son acceso a capital, fianza, seguros y aguantar tres o seis meses sin poder cobrar”, acotó Laboy, quien espera abrir la presolicitud de estos fondos antes de octubre.

Pavía, quien estimó que Puerto Rico necesitará entre 150,000 y 175,000 obreros para los proyectos de reconstrucción financiados con fondos CDBG-DR, también espera que el proyecto de adiestramiento de la fuerza laboral que maneja el DDEC ayude a atraer a más de 100,000 trabajadores a esta industria.

De lo contrario, si estos fondos llegan de un momento a otro, expresó el presidente de la Asociación de Constructores de Puerto Rico, Emilio Colón Zavala, su gremio deberá importar mano de obra hispanoparlante de jurisdicciones como Estados Unidos, México y Colombia para poder atender la demanda.


💬Ver 0 comentarios