La Ley de Condominos data del 1958 y ha sido objeto de múltiples cambios. (horizontal-x3)
La Ley de Condominos data del 1958 y ha sido objeto de múltiples cambios. (GFR Media)

Un esfuerzo multisectorial por modernizar la Ley de Condominios está en proceso y podría contar con el aval de todos los sectores involucrados, así como el favor de ambos cuerpos legislativos durante la próxima sesión que iniciará en agosto.

Uno de los integrantes del grupo que trabaja el proyecto -el abogado y creador de la página “leydecondominios.com”, Israel Alicea- explicó a El Nuevo Día el objetivo de esta gestión.

Indicó que el grupo de trabajo lo integran abogados de condominios, administradores, contables, la Asociación de Constructores, y asociaciones de condómines.

Relató que el proceso comenzó como un esfuerzo por introducir enmiendas a dicha ley, que data del 1958 y el cual ha sido objeto de múltiples cambios y adiciones.

Desde entonces para acá lo que se ha hecho es adoptar enmiendas a la ley original y algunas de esas enmiendas están en contra de otros artículos de la misma ley. La idea era armonizar todos los aspectos de esa ley”, indicó.

Tras adelantar propuestas de consenso, el grupo sostuvo una reunión favorable con la presidenta de la Comisión de Asuntos del Consumidor de la Cámara de Representantes, Yashira Lebrón, para presentarle las mismas.

“El presidente de la Cámara (Carlos Méndez) también mostró interés y se generaron reuniones donde se invitó gente adicional. Nos sentamos luego con los asesores de ellos y se decidió hacer una nueva ley de condominios; no solamente enmendarla, sino hacer una ley nueva”, abundó.

Ayala indicó que la intención de estos legisladores es presentar el proyecto al inicio de la sesión.

Adelantó que entre los cambios propuestos se incluye eliminar la disposición que obliga a que algunas decisiones tengan que tomarse por unanimidad entre la junta de condómines; en vez, tales decisiones solo requerirían el voto del 75%.

También se propone permitir notificaciones por correo electrónico, que es algo que no se tenía en los pasados años, y de esta manera sustituir en algunos casos el costoso proceso del correo certificado.

“Además, se están utilizando las experiencias con (el huracán) María para que en las convocatorias de asambleas de emergencia, se pueda utilizar cualquier medio disponible, porque incluso el artículo de la ley que habla de asambleas de emergencia requiere ir al correo y notificar por correo certificado”, explicó Alicea.

Además, se está trabajando en dotar a las juntas y administradores de condominios de poder entrar a los apartamentos cuando se justifique, ya sea porque la vida o la seguridad de un titular está en peligro, o incluso en casos de animales abandonados en las unidades.

También hay unas disposiciones relacionadas con seguros que estamos trabajando y que tienen que ver con situaciones que encontramosdespués de María”, dijo.

Agregó que “igualmente estamos tratando de buscar solución a situaciones cuando se ejecuta una propiedad por una deuda y están pendientes del pago de cuotas de mantenimiento”.

Sobre ese tema, señaló, ya se han reunido también con la Asociación de Bancos.


💬Ver 0 comentarios