La Guardia Costera cerró la bahía de San Juan el pasado viernes a las 11:00 p.m., como medida de precaución ante el paso de Fiona. Por ello, los tres o cuatro barcos internacionales que llegan a Puerto Nuevo Terminal los fines de semana no pudieron hacerlo, indicó Clarivette Díaz, presidenta de la Asociación de Navieros.
La Guardia Costera cerró la bahía de San Juan el pasado viernes a las 11:00 p.m., como medida de precaución ante el paso de Fiona. Por ello, los tres o cuatro barcos internacionales que llegan a Puerto Nuevo Terminal los fines de semana no pudieron hacerlo, indicó Clarivette Díaz, presidenta de la Asociación de Navieros. (Ramon Tonito Zayas)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

---

El huracán Fiona causó algún atraso en los muelles de San Juan, debido a que algunos barcos no pudieron entrar y desembarcar la mercancía como de costumbre. No obstante, se informó que trabajan a todo vapor para subsanar la situación y ponerse al día cuanto antes en la operación.

“Estamos todavía tratando de sacar del muelle los vagones que llegaron el lunes. En ese barco venía muchísima mercancía, menos mal que hay suficientes abastos en las tiendas”, indicó el martes Brenda Massanet, presidenta de Empacadora Hill Brothers.

La Guardia Costera cerró la bahía de San Juan el pasado viernes a las 11:00 p.m., como medida de precaución ante el paso de Fiona. Por ello, los tres o cuatro barcos internacionales que llegan a Puerto Nuevo Terminal los fines de semana no pudieron atracar, indicó Clarivette Díaz, presidenta de la Asociación de Navieros.

“Este lunes, entre las 10 y 11 de la mañana, el Coast Guard abrió la bahía y, a partir de esa hora, entraron como cuatro o cinco barcos”, agregó Díaz, quien opinó que la reapertura “fue en tiempo récord”. Los barcos de las líneas marítimas Tote y Crowley llegan dos veces por semana al puerto de San Juan –lunes y viernes- y el que llegó el lunes no pudo descargar ese día porque había otros barcos en espera.

“La operación está corriendo un poco atrasada, pero en los próximos días, de no ocurrir otro evento atmosférico, “se pondrán en tiempo”, sostuvo Massanet.

La empresaria señaló que le preocupa que el sistema eléctrico tarde varios días en llegar a los comercios y residencias. “Hay clientes que, aunque necesitan la mercancía, no quieren los productos porque todavía no tienen energía eléctrica en sus negocios”, comentó.

“Nosotros estamos sufriendo de la falta de abastecimiento porque dependemos de los suministros de Estados Unidos. Aunque hemos aumentado la cantidad de abastos para esta época de huracanes, los suplidores en Estados Unidos tienen problemas de entrega”, dijo Carlos Trápaga, presidente de Trafon Group.

“Fiona lo que ha hecho es abonar a lo que han sido unos años bien complicados, en particular, para las proteínas. Por ejemplo, en pavos hay mucha escasez, los que hay son de 20 libras o más”, afirmó.

Trápaga indicó que, debido a la pandemia, la cadena de suministros se ha impactado negativamente y hay 20% menos de frutas y vegetales frescos, así como de cárnicos.

Por su parte, Ángel Torres, presidente de Plaza Provision, comentó que la empresa reanudó las operaciones el martes tras el paso de Fiona. Aunque dijo que no le preocupa la falta de mercancía en la isla en estos momentos, ya que “hay suficientes abastos”, sí le inquieta el disloque en la cadena de suministros a nivel global y su impacto en Puerto Rico.

Rezago desde la pandemia

“La cadena no se ha repuesto desde la pandemia. Suplidores en Estados Unidos tienen problemas de empaque, escasez de producción, problemas de transporte, y gracias a Dios que la huelga de trenes no ocurrió”, expresó Torres.

En similares términos se expresó Carlos Toro, presidente de Oscar Cash & Carry. “Estamos bien. Los problemas que tenemos son los mismos desde la pandemia. Fiona no ha cambiado ni ha empeorado la situación”.

Toro mencionó que todos sus contenedores que estaban en tránsito llegaron antes del arribo del huracán y hasta ahora solo se atrasó una orden de lechones, que debe arribar una semana más tarde.

El Nuevo Día preguntó a los entrevistados cómo Puerto Rico puede fortalecer la seguridad alimentaria.

“Hay que crecer la agroindustria, tiene que haber un plan maestro entre el gobierno y la empresa privada. Desde que tengo uso de razón llevamos hablando de eso, pero no se hace nada”, respondió Torres, presidente de Plaza Provision. Agregó que productos locales, como Indulac, Chef Piñeiro, La Aguadillana y Maga, son algunos de los que distribuye su empresa y ninguno tiene falta de abastos.

Para Massanet, de Hill Brothers, no hay una solución mágica. “Hace falta sembrar, hay que apoyar la agricultura, coordinar la producción, la fecha de los cultivos y que haya itinerarios con toda la cadena de suministros”.

Mientras, Toro, líder de Oscar Cash & Carry, señaló que además de “derogar la Ley Jones” -que impone utilizar la marina mercante estadounidense-, es menester fortalecer el agro y las empresas elaboradoras de alimentos.

De otro lado, Trápaga insistió en que se elimine el impuesto al inventario y se reduzcan los costos de operar en Puerto Rico.

💬Ver comentarios