Taylor Swain sostuvo que dado que el espacio en sala será limitado, la Corte proveerá un espacio para que los interesados presencien el proceso a través de una transmisión en circuito cerrado. (Captura / Microjuris)
En medio de la emergencia por el huracán Fiona, la jueza Laura Taylor Swain dio menos de 24 horas a la Utier, el Sistema de Retiro de la AEE y otros, para que se expresen luego de que la Junta de Supervisión Fiscal abandonó las negociaciones sin un acuerdo con los acreedores. (Captura / Microjuris)

La jueza Laura Taylor Swain denegó este domingo un pedido de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) y el plan de pensiones de la corporación pública (SRAEE) que buscaba detener el proceso de presentación de argumentos ahora que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) puso fin a las negociaciones sin conseguir un acuerdo definitivo con los acreedores.

Swain emitió su rechazo sin perjuicio a la Utier y el SRAEE poco antes del mediodía de este domingo, cuando todo Puerto Rico procura mantenerse a salvo del huracán Fiona y la totalidad de los abonados de la AEE ha quedado sin servicio eléctrico.

En su orden, la jueza instruyó al abogado Rolando Emmanuelli y su equipo a hacer las radicaciones necesarias, de ser posible, en el tiempo establecido por el tribunal.

La representación legal de la Utier también está en manos de las abogadas Jessica E. Méndez Colberg y Zoé C. Negrón Comas, mientras el SRAEE cuenta, además, con el consejo legal de Rafael A. Ortiz Mendoza, del bufete Ortiz Mendoza & Farinacci Fernós.

El bufete de Emmanuelli está localizado en Ponce, uno de los municipios que podría verse más afectado por el huracán Fiona, pues el centro de circulación del sistema se encuentra más cerca del litoral sur de Puerto Rico.

La orden de Swain establece que la jueza consideraría una extensión de tiempo, de ser necesario, y que el tribunal sigue de cerca los acontecimientos en torno al huracán Fiona para determinar si la audiencia general de los casos de Título III programada para el próximo 21 de septiembre, puede llevarse a cabo.

“Nuestros pensamientos están con el pueblo de Puerto Rico, en particular, con esperanza por su seguridad y porque haya pocos daños con la tormenta, si alguno”, reza la orden de Swain.

Mientras Puerto Rico se encuentra en un estado de emergencia y a oscuras por causa del huracán Fiona, desde la madrugada del pasado sábado, se ha producido lo que podría describirse como “una tormenta judicial”, una vez la JSF puso fin a las negociaciones que mantenía con diversos grupos de acreedores sin llegar a acuerdo para consumar la reorganización financiera de la AEE.

Pierluisi cierra filas con la Junta

La determinación del organismo de poner fin a las negociaciones fue dividida, pero según su presidente, David Skeel, habría sido necesaria.

En síntesis, según la JSF, la AEE necesita un acuerdo de reestructuración que permita a la corporación pública ponerse sobre sus pies para contribuir a la economía de Puerto Rico, pero que también redunde en una tarifa eléctrica que los abonados puedan pagar.

Ante la situación, el gobernador Pedro Pierluisi instruyó a la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) cerrar filas con la JSF.

“Mi administración no puede aceptar un acuerdo que afecte desproporcionadamente los bolsillos de nuestras familias trabajadoras y los recursos que nuestros comerciantes necesitan para hacer crecer nuestra economía y crear y retener empleos en la isla”, sostuvo Pierluisi horas después de la determinación de la JSF.

El mandatario dijo favorecer reestructuraciones pactadas en consenso como fue el caso del gobierno central y la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), cuya confirmación todavía está en el tintero.

Pero también sostuvo que no daría paso a “propuestas que sean impagables”.

“La AEE tiene que reducir su deuda a niveles sostenibles que sus abonados en Puerto Rico puedan pagar”, dijo Pierluisi.

Al abandonar la mesa de negociación, la JSF solicitó a Swain que, con urgencia, aprobara un calendario de trabajo para que el organismo y los acreedores de la AEE diriman sus diferencias en el tribunal. Entre otras cosas, Swain tendría que decidir, si en efecto, la deuda por concepto de bonos de la utilidad se emitió de manera legítima y si los bonistas tienen los derechos y prioridades de pago que alegan.

La JSF comunicó su decisión a Swain en la madrugada del pasado sábado y acto seguido, Swain emitió una orden para que las partes se expresen en o antes de mañana, lunes, 19 de septiembre a las 9:00 a.m., plazo que Emmanuelli cuestionó a raíz de la situación de emergencia que enfrenta Puerto Rico. La JSF, por su parte, tendría un día para presentar su argumento final.

“El pueblo de Puerto Rico, incluyendo los miembros de la Utier y SRAEE y algunos colegas abogados ya no tenemos servicio eléctrico, acceso al internet o recepción en nuestros celulares debido las primeros vientos y lluvias (de Fiona)”, escribió Emmanuelli al agregar que la situación ha impedido entablar comunicación con sus clientes.

Por lo general, la estrategia legal de la Utier y SRAEE es discutida y aprobada por la cúpula del sindicato y los directivos del plan de pensiones.

El objetivo de Swain es atender la moción urgente de la JSF para establecer un calendario de litigación para resolver las controversias de derecho en torno a la AEE en la audiencia general del mes de septiembre.

Esta tarde, en una declaración enviada a los medios de comunicación, el operador LUMA Energy indicó que la restauración del servicio eléctrico luego del huracán Fiona tomará “varios días”.

💬Ver comentarios