Las compañías que tienen tanto tiendas físicas como ventas en línea estarán en mejor posición para aprovechar la recuperación económica, según un análisis de la firma Euler Hermes.
Los expertos consultados coinciden en que el comerciante local prefiere expandir físicamente abriendo más tiendas, sin considerar el "e-commerce" como otra tienda. (Archivo)

La mayoría de las empresas en Puerto Rico utilizan el internet para acceder a las páginas del gobierno, pero menos de la mitad lo hace para vender productos o servicios de sus negocios a los consumidores.

Así lo demuestran los resultados del más reciente estudio sobre el comercio electrónico en las empresas en Puerto Rico, comisionado por la Cámara de Comercio de Puerto Rico (CCPR) y realizado por la firma Estudios Técnicos.

El estudio se realizó entre los meses de abril y mayo y entrevistó a 200 empresas con menos de 100 empleados, de las cuales el 71% de ellas tiene 19 empleados o menos. De los 200 participantes, una tercera parte están en el renglón de servicios, 12% en el comercio al detal, 14% en comercio al por mayor, 14% en la agroindustria.

El 95% tiene acceso a internet, en el 70% de ellas los empleados usan la computadora para realizar sus funciones, lo que implica que 30% no las utiliza. “Esa es un área que requiere atención”, sostuvo el economista José Joaquín Villamil, expresidente de la CCPR y presidente de la junta de directores de Estudios Técnicos.

Villamil indicó que solo el 41% utiliza el internet para vender productos y servicios, es decir, que menos de la mitad aprovecha ese canal para aumentar sus ventas.

Sin embargo, sí lo utilizan para comprar, el 88% dijo que compró productos por internet a suplidores en Estados Unidos y 81% a suplidores locales. Otro 30% lo usó para comprar fuera de Puerto Rico y Estados Unidos, con 12% a China.

Seis de cada 10 empresas encuestadas dijo que tienen página de internet y el 44% de las que no la tienen, dijeron que planifican tenerla en el futuro. La mayoría (73%) usa su página, no para vender, sino para recibir correos electrónicos de sus clientes.

Shopify es la plataforma que más usan en su página de internet para la venta (22%) y tres cuartas partes paga con tarjeta de crédito, 44% con ATH móvil y 37% con PayPal.

La red social que más tienen es facebook (69%), seguida por Instagram (36.5%). No obstante, el 53% no usa las redes para que sus clientes adquieran sus bienes o servicios. Un 12% cuenta con aplicación de telefonía móvil para que el cliente compre en su negocio, solo el 3% tiene un acuerdo con Amazon para vender a través de su plataforma, y un 92% no tiene acuerdos con ninguna aplicación para la venta de sus productos.

En cuanto a las barreras para avanzar en internet, el 14% dijo que el costo de implementación, aunque un 20% indicó que no lo necesitan. “Este estudio refleja que falta mucho por entender las potencialidades del e-commerce para que más empresas entre al siglo 21”, aseveró Villamil.

Por su parte, Juan Carlos Agosto, presidente de la CCPR, resaltó que las pequeñas empresas en Estados Unidos exhiben un comportamiento similar al que reflejó este estudio en Puerto Rico. “Los ‘small business’ en Estados Unidos tampoco usan el internet para vender”, dijo Agosto al indicar que estudios allá reflejan que menos de la mitad lo hacen.

Como reacción a los resultados del estudio, Adolfo “Tito” González, presidente de Empresas Caparra, compañía dueña de San Patricio Plaza, dijo que el 63% de sus inquilinos utiliza el comercio electrónico para vender, además de hacerlo en la tienda física. La mayoría de ellos usa Shopify porque es económico, agregó.

En cuanto a por qué no hay más empresas locales vendiendo por internet, González opinó que “es cultural. El comerciante prefiere expandir físicamente, por ejemplo abrir tres tiendas, y no ven el ‘e-commerce’ como otra tienda”.

Por su parte, Jaime Luis Fonalledas, vicepresidente ejecutivo de Empresas Fonalledas, señaló que hay que ayudar a las pymes a entrar al comercio electrónico y hacerlas visible. “La pandemia sacudió a unos cuantos a hacer lo que había que hacer”, y señaló que ese es el futuro.

Mientras, Villamil llamó la atención al hecho de que la población de Puerto Rico está envejeciendo y se les hará más difícil ir a las tiendas, pues tendrán menos movilidad. Por ello, las empresas tienen que tomar en cuenta ese segmento de la población al diseñar sus servicios tecnológicos. “Estamos volviendo a los años 50 (del siglo pasado) donde la mamá llamaba al colmado y pedía que le llevaran la compra de productos a la casa”.

Alan Taveras, cofundador de Brands of Puerto Rico, concurrió con Villamil, y señaló que “muchas de las ventas que cerramos lo hacemos a través del teléfono y hablamos el lenguaje de ellos”. En ese sentido, no es suficiente para la empresa establecer el servicio de comercio electrónico, sino también necesitan contar con un departamento robusto de servicio al cliente que pueda apoyar esa venta.

💬Ver comentarios