Los asistentes a los gimnasios deben mantener la distancia mínima de 6 pies y no removerse la mascarilla mientras se ejercitan. (The Associated Press)

“Estamos listos para abrir el lunes”, aseguró Abdiel Lugo, portavoz del grupo Gimnasios Unidos por Puerto Rico, al reaccionar a la nueva orden ejecutiva que entra en vigor mañana, 12 de septiembre, y permite la reapertura con protocolos de distancia, higiene y 25% de ocupación.

“Claro, estoy preocupado porque solo nos permite abrir con un 25% de captación. Necesitamos un poco más comparativamente con otras industrias que abren con 50%. Pero por algún lado hay que comenzar”, expresó Lugo, fundador y propietario de los gimnasios Max Fitness.

El también propietario de la empresa Universal Fitness Equipment reiteró que no hay evidencia de que los gimnasios hayan sido fuente de contagio o de brotes del COVID-19 cuando se les permitió retomar operaciones en julio.

Por ello, invitó a las autoridades y a la gobernadora Wanda Vázquez a que “en una próxima ocasión nos tome en consideración, que nos inviten al panel para que podamos exponer nuestros puntos como han hecho con otras asociaciones”.

Recalcó que el hecho de que otras industrias se hayan relajado y no estén cumpliendo con los protocolos necesarios no debe dar pie a que paguen los negocios que sí ejecutan a cabalidad el distanciamiento, la higiene y otros protocolos para prevenir contagios.

Lugo fue uno de cerca de 30 empresarios de gimnasios que impugnaron en el tribunal la orden ejecutiva que los ordenó cerrar. Tal demanda fue desestimada.

Por otro lado, la franquicia HCOA anunció en sus redes sociales que mañana, sábado, reabren sus clubes, noticia que fue acogida con beneplácito por decenas de sus seguidores. HCOA enfrenta una demanda de varios miembros a quienes la empresa les continuó cobrando la cuota mensual a pesar de que los gimnasios permanecían cerrados por orden del gobierno.

A su vez, PowerHouse Gym confirmó por el mismo medio su reapertura para la próxima semana, al tiempo que publicó fotos para anunciar que tiene un área al aire libre equipada con máquinas y pesas libres. Powerhouse Gym ha estado ofreciendo clases de distintos estilos por la plataforma Zoom, mientras que LIV Fitness lo ha hecho en transmisiones en vivo por Facebook.