La gobernadora Wanda Vázquez Garced. (David Villafañe Ramos)

La Orden Ejecutiva 2020-066, que establece las nuevas disposiciones para contener la emergencia del COVID-19, incluye la reapertura de las playas para bañistas, cines, gimnasios y casinos, así como otras flexibilizaciones, informó hoy la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

Los cambios entrarán en vigor este sábado, 12 de septiembre.

“Del 1 al 21 de agosto hubo 6,173 casos positivos, pero del 22 de agosto al 10 de septiembre se registraron 2,257, es decir, una diferencia de 3,916 casos", indicó la gobernadora al inicio de una conferencia de prensa donde también se informó sobre la disolución del Comité Ejecutivo de Asesoría Médica (task force médico) y el task force económico.

A continuación, los cambios más importantes de la orden ejecutiva:

- La orden estará vigente por tres semanas, del 12 de septiembre al 2 de octubre.

- Se mantiene el toque de queda establecido de 10:00 p.m. a 5:00 a.m.

- Se elimina el cierre total (“lockdown”) de los domingos y la Ley Seca impuesta después de las 7:00 p.m.

- El consumo de bebidas alcohólicas se permitirá hasta las 10:00 p.m. en los restaurantes, al igual que la venta en los supermercados.

- Los salones comedores en los restaurantes podrán operar a un 50% de capacidad y en los espacios al exterior podrán operar sin restricción de ocupación.

- Se permitirá la reapertura de los gimnasios, cines y casinos a un 25% de capacidad.

- La nueva orden permite la reapertura de playas para bañistas y uso recreacional, manteniendo distancias mínimas de seis a ocho pies entre personas dentro del mismo núcleo familiar, según las recomendaciones de los CDC. Cuando las personas estén fuera del agua, deberán utilizar mascarillas.

- Se autoriza la reapertura de las piscinas y áreas comunes de los hoteles y paradores a un 25%.

- Continúa la prohibición de operación para barras, cafetines y discotecas.

- La educación seguirá a distancia. No habrá clases presenciales en las escuelas.

- El secretario de la Gobernación analizará propuestas para la celebración de conciertos, obras de teatros y otras actividades multitudinarias. El secretario las evaluará antes de ser aprobadas.

- No se permitirán desfiles, caravanas y actividades análogas que promuevan el aglomeramiento de personas. Continúan vigentes las multas por no utilizar mascarillas.

- No se permitirá el uso de “party bus” o la realización de fiestas rodantes para ningún evento.

- Las agencias retomarán labores en las oficinas el 15 de septiembre.

- Se autoriza la reapertura de las marinas para la navegación de puerto a puerto, pero se prohíbe el anclaje en playas, cayos y balnearios.

Vázquez Garced enfatizó que la isla está en una etapa de contagio comunitario por lo que las medidas de distanciamiento y uso de mascarillas deben ser reforzadas.

“Los casos de contagios mayores no han sido en los centros comerciales ni en restaurantes, sino en reuniones familiares que no utilizan mascarillas ni medidas de distanciamiento social. Eso es responsabilidad de cada persona, no del gobierno... Los exhorto a tomar las precauciones para evitar más contagios y muertes en Puerto Rico”, sostuvo.

Disuelven los task forces médico y económico

De otro lado, el doctor Segundo Rodríguez Quilichini y la consultora Daneris Fernández ofrecieron mensajes tras darse a conocer la disolución de los task forces médico y económico, creados bajo orden ejecutiva durante la emergencia por el coronavirus.

“Estoy orgulloso de los médicos, enfermeros y primeros respondedores que atienden a los pacientes de COVID-19 en este momento histórico. Actualmente podemos, con seguridad, pasarle el batón al Departamento de Salud y transicionar en un esfuerzo obligatorio y coordinado dirigido a coexistir con el virus hasta tanto esté disponible una vacuna”, dijo Rodríguez Quilichini.

Fernández, por su parte, destacó que ambos grupos desarrollaron un modelo sobre el cual se tomarán decisiones sobre aperturas y cierres. “El modelo establece claramente bajó qué criterios se abren y cierran los distintos sectores. Al haber un modelo establecido, la estructura de un task force ya no es esencial, pero seguimos asesorando a la gobernadora”, dijo.

El modelo, explicó, utiliza cuatro variables para crear el índice que determina el riesgo del país: la capacidad de las unidades de cuidado intensivo, el índice de positividad, el índide de reproducción del virus (R-Naught), y el número de casos activos por cada 100,000 ciudadanos.

A preguntas de los medios sobre las razones para disolver los grupos pese a relajar las restricciones, la gobernadora apuntó que seguirán colaborando y participando de las reuniones, pero que ya cumplieron con las funciones principales para las que fueron creados bajo mandato ejecutivo.

“El pueblo no puede pensar en bajar la guardia hasta tener una vacuna. Los task force seguirán contribuyendo, quizás no como task force, pero se creó un modelo científico que proveerá datos para tomar determinaciones. Ese modelo se nutrirá de los datos del Departamento de Salud y los municipios. Pero los miembros estarán disponibles para las reuniones del Departamento de Salud y del DDEC”, señaló.

El secretario de Salud, por su parte, aseguró que los expertos “se insertan en las reuniones el task force de la UPR, el task force de Ponce, el task force ciudadano y el grupo de iglesias. Hemos dado cabida a todos los grupos y todos se mantendrán insertados en la discusión”.

Según el secretario de Desarrollo Económico y Comercio, la gobernadora recibirá actualizaciones y recomendaciones cada 21 días del task force económico que ahora “se mueve hacia otra fase”.

El Departamento de Salud reportó este jueves 12 nuevas muertes a causa del nuevo coronavirus que elevaron a 512 el total de fallecimientos por la enfermedad.

Además, el total de casos positivos confirmados de COVID-19 se elevó a 17,248 con 476 adicionales y el total de probables aumentó a 19,031 con 372 nuevos resultados.