Alex Medina Bonilla, propietario y fundador de La Guarapera.
Alex Medina Bonilla, propietario y fundador de La Guarapera. (XAVIER GARCIA)

AGUADA.— Quien tuvo la fortuna de saborear un guarapo de caña bien frío en un puesto a la orilla de la carretera, como parte de un paseo con la familia, seguramente guarda recuerdos nostálgicos e inolvidables de ese momento.

Evocar esa dulce experiencia de la niñez o la juventud, fue lo que vino a la mente de Alex Medina Bonilla, cuando descubrió un antiguo trapiche -molino para extraer el jugo de la caña de azúcar- en la casa de un tío.

“Me entero de que mi tío tiene un trapiche de caña y yo dije, ‘contra, por qué no volver a traerlo al presente, porque ya no hay nadie bregando con esto’…”, cuenta el propietario de “La Guarapera”, negocio que comenzó en una “pick up”.

De vender guarapo solo los fines de semana, Medina Bonilla pronto vio que había espacio para extender su propuesta, por lo que dejó su trabajo regular como contable para dedicarse de lleno a su pequeña empresa. Así siguió “echando raíces” hasta convertirse en el popular local que es hoy, en la carretera PR-115 del barrio Asomante, en Aguada. En este espacio, dice, busca mantener viva una parte de la historia de Puerto Rico.

“Lo que la gente se puede llevar es un pedacito de Puerto Rico, en el pueblo de Aguada. To’ el que viene aquí se acuerda del pasado, la nostalgia… lo llevamos al pasado por diez minutos. De verdad, es una experiencia”, dice con orgullo el también agricultor de caña de azúcar, lo que garantiza un producto 100% natural.

Pero esa experiencia en La Guarapera ya no se limita a la tradicional bebida de caña de azúcar, pues en la tienda hay disponible una variedad de dulces típicos, jugos naturales (la limonada de coco es una de las especialidades), batidas, frappés, açaí, coco fresco y los postres tradicionales de la zona: cazuela y mazamorra, entre otros, todos producidos localmente.

“De esta manera nos ayudamos todos como puertorriqueños”, señala Medina Bonilla, de 33 años, quien ha pasado a sus 14 empleados la tradición y el arte de hacer guarapo, desde la selección de la caña hasta el manejo del trapiche.

“Es como conectar con tus antepasados. En este ambiente tengo que trabajar con la cultura de nosotros, que es la de nuestros abuelos, que trabajaron con el coco y con la caña”, expresó Sergio Avilés Sánchez, un aguadeño de 21 años que trabaja en “La Guarapera” desde el 2018 y quien a su corta edad maniobra el trapiche como todo un veterano.

Tal ha sido el éxito de “La Guarapera” que ya cuenta con un segundo local en San Sebastián (en la PR-11), próximamente abrirán sus puertas en Aguadilla y su propietario no descarta continuar expandiéndose.

“Hay que mantener a Puerto Rico vivo, porque cuando un familiar de uno viene de Estados Unidos, lo que viene buscando es lo de aquí, lo tradicional… Y aquí, literalmente, tienes un pequeño Puerto Rico en una sola esquinita”, reafirma Medina Bonilla.

El horario de servicio de La Guarapera en Aguada es de lunes a domingo, de 10:30 a.m. a 7:00 p.m., y en San Sebastián de miércoles a domingo de 11:00 a.m. a 8:00 p.m. Para más información, puede llamar al (787) 631-9945.

💬Ver comentarios