Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El equipo de Altavista Waters trajo al mercado una tecnología que emula la producción de lluvia en las nubes para producir -del aire húmedo- entre 13 y más de 1,300 galones de agua potable a diario. (Suministrada)

Desde el mes de marzo, la escasez de lluvia y la falta de mantenimiento de los embalses de Puerto Rico han forzado a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) a imponer un racionamiento de agua potable a gran parte del área metropolitana, en pleno verano y en medio de una pandemia que le requiere a los ciudadanos lavarse constantemente las manos con agua y jabón para evitar el contagio.