Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Agricultores locales sembrarán lechuga iceberg (horizontal-x3)
La secretaria de Agricultura, Myrna Comas, posa con los agricultores a cargo de la "lechuga iceberg". (Suministrada)

En Puerto Rico se puede producir la llamada lechuga repollada, mejor conocida como “lechuga iceberg”, y suplir parcialmente el importante mercado de este producto en la Isla, según pruebas realizadas con éxito por agricultores locales, informó ayer la secretaria de Agricultura, Myrna Comas.

Las pruebas iniciales se realizaron con seis agricultores que fueron incentivados a través del Programa de Incentivos para Mercados Agrícolas Regionales (PIMAR) y su trabajo demostró que se puede desarrollar esa producción en suelo local.

Para esos primeros intentos, informó la titular de Agricultura, se realizaron pruebas a distintas variedades que se consideraban más apropiadas para el trópico, proceso que tuvo a su cargo Fernando Gallardo, investigador de la Estación Experimental Agrícola.

Tras evaluar los resultados de esas pruebas, lo que hicieron  los agricultores participantes junto a personal técnico de la Secretaría Auxiliar de Innovación Agrícola y el Fondo de Innovación y Desarrollo Agrícola del Departamento, se demostró que era posible producir la lechuga repollada, variedad Summertime, “para el mercado fresco y no el de procesado”.

La Fundación Sygenta, con la cual el gobierno de Puerto Rico firmó un acuerdo colaborativo en el 2013 para la producción de esta lechuga y su eventual venta a los restaurantes McDonald's (Arcos Dorados), propuso la contratación de un especialista en el cultivo de la misma con miras a expandir el programa, lo que llevó a que el ingeniero agrónomo Elio Guevara, especialista de cultivos en ambiente protegido, estableciera entonces un proceso educativo con dos de los productores de lechuga y los agrónomos asignados al proyecto.

“Se establecieron siembras con la variedad Bruma, que se adapta mejor al trópico y es apta para el mercado de proceso, con el resultado de que el lunes se procesaron y empacaron 238.26 libras que se cosecharon en la finca de Miguel Soto en Lares”, informó Comas. “El rendimiento de la lechuga repollada fue de 189.2 libras, o sea, 80%. Cuando se importa y se procesa aquí el rendimiento es menos del 60%”, abundó.

Destacó, por otro lado, que “esta lechuga se importa desde California y se transporta a Georgia para ser procesada antes de que llegue a Puerto Rico por lo que puede estar en tránsito unos 15 días desde que se cosecha hasta que llega a nuestra mesa. Mientras que la lechuga que se produce y procesa localmente en menos de tres días estaría disponible para el consumo”.

Según el Departamento, en Puerto Rico se importan unos 120,000 quintales anuales de esta lechuga repollada, lo cual equivale al 100% del consumo. McDonald tiene 5% de ese mercado.

“Esta iniciativa será otra herramienta de producción y generación de empleo con nuestros agricultores y especialistas en hidroponía. La demanda de lechuga repollada por Arcos Dorados es de 45,000 libras mensuales. Cuando los procesos de producción sean dominados por nuestros agricultores se abriría el mercado en los demás restaurantes de comida rápida que dependen de este cultivo para sus menús”, afirmó Comas en declaraciones escritas.

Agregó que esta agencia ha incentivado 8 proyectos de ambientes protegidos y 73 proyectos hidropónicos, con una inversión de $5.6 millones y expresó que algunos de estos proyectos podrían ser destinados a esta iniciativa. “Esta puede alcanzar a corto plazo la sustitución del 5% del total de la lechuga repollada importada, que es el equivalente de toda la lechuga utilizada por McDonald, lo que puede representar ventas para los agricultores de medio millón de dólares en esta primera etapa”, declaró.


💬Ver 0 comentarios