El cargamento incluyó piñas de Manatí, papayas de Santa Isabel y plátanos verdes de Guánica, entre otros alimentos. (Suministrada)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

La empresa local de distribución de productos de consumo y alimentos frescos Caribbean Produce Exchange, Inc. (CPE), exportó, en unión a un grupo de agricultores de Puerto Rico, un contenedor lleno de frutas y productos frescos del país bajo el sello “Son de Aquí”, con la misión de allegar esperanza y solidaridad a las comunidades boricuas e hispanas del Condado del Bronx en Nueva York afectadas por la pandemia del COVID-19.

Como parte del compromiso social de CPE y su misión de nutrir bienestar a familias con alimentos frescos, 16,000 libras de frutas frescas y farináceos, incluyendo piñas de Manatí, papayas de Santa Isabel y plátanos verdes de Guánica, llegaron ayer en la tarde desde Puerto Rico a las instalaciones de Baldor Specialty Foods en el sur del Bronx.

El donativo será destinado a ciudadanos de la tercera edad, familias de bajos recursos y centros de servicios comunitarios que sirven a poblaciones vulnerables en la ciudad, a través de una alianza con la organización sin fines de lucro City Harvest. De igual manera, los empleados que laboran en la primera línea de respuesta de Baldor Foods, así como otros servidores también recibirán productos de este donativo.

“Ante la rápida propagación que el COVID-19 ha tenido en Nueva York y el grave impacto social, salubrista y económico que esta crisis implica para familias de escasos recursos, quisimos extender nuestro apoyo y solidaridad integrando frutas tropicales puertorriqueñas, con los sabores y la frescura de los productos que Son de Aquí. Esto es el logro de varias compañías que de inmediato accedieron a ser parte de esta misión para compartir esperanza con nuestros hermanos en Nueva York que necesitan ayuda al enfrentar los estragos de esta pandemia, así como de la Oficina de Intercambio Comercial y Turismo del Estado de Nueva York en Puerto Rico”, destacó Ángel Santiago, presidente y CEO de la empresa distribuidora.

En el contenedor provisto y acarreado desde San Juan por la empresa de transportación marítima Crowley Logistics, CPE también incluyó una variedad de puré de frutas tropicales de la marca Wana Bana, ideales para niños, envejecientes y personas con condiciones de diabetes por ser totalmente naturales, pasteurizados y sin azúcar añadida, lo que permite su almacenaje sin requerir refrigeración. El contendor arribó en el puerto de Jacksonville, Florida en el buque de carga MV Taíno y de ahí la empresa llevó los productos por transportación terrestre hasta Nueva York.

“Crowley siempre ha dicho presente para ayudar a los ciudadanos en las comunidades donde residimos, trabajamos y servimos. Esta colaboración es ejemplo del continuo compromiso de nuestra compañía y empleados” comentó Sal Menoyo, vicepresidente de Crowley Logistics para Puerto Rico y el Caribe. “Todos debemos trabajar unidos y cooperar para enfrentar el COVID-19, y para nosotros ha sido un placer poder transportar las frutas y productos fresco desde Puerto Rico hasta Nueva York en el buque MV Taíno”, añadió Menoyo.

Baldor Specialty Foods, con sede en el sur del Bronx, es uno de los mayores importadores y distribuidores de productos frescos y alimentos especializados en el noreste de los Estados Unidos. Baldor Cares, la plataforma de responsabilidad social de la empresa, colabora con una gama de entidades sin fines de lucro como “City Harvest” en Nueva York par proveer alimentos a cientos de miles de ciudadanos necesitados en la zona Tri-Estatal.

“En Baldor Specialty Foods agradecemos la muestra de generosidad de Caribbean Produce Exchange con el envío de deliciosas frutas de Puerto Rico”, comentó Thomas McQuillan, vicepresidente de Estrategia, Cultura y Sostenibilidad de la empresa. “Compartiremos estos productos con los residentes del sur del Bronx que precisan de estas ayudas, así como con los colegas empleados de Baldor, ya que muchos de nuestros vecinos son de Puerto Rico. Es conmovedor caber que existe tanta solidaridad y apoyo en tiempos de crisis e incertidumbre”, añadió McQuillan.


💬Ver 0 comentarios