Cecilia Colón Ouslán es CPA y abogada. (semisquare-x3)
Cecilia Colón Ouslán es CPA y abogada. (Vanessa Serra Díaz)

Cecilia Colón Ouslán se convirtió este pasado sábado en apenas la sexta mujer que preside el Colegio de Contadores Públicos Autorizados (CPA) en los 46 años de existencia de esa institución, y asume el cargo en un momento de importante transición de la entidad y de transformación del país.

Es CPA desde hace 25 años y también abogada. Es madre de una joven que hoy tiene 15 años, lo que en su momento marcó también su carrera profesional.

Tuve la oportunidad de trabajar para varias firmas internacionales cuando comencé mi carrera. Eventualmente, junto con otra colega CPA montamos nuestra firma y llevamos ocho años: Torres Gómez y Colón Ouslán. Nos motivó a montarla que las dos éramos madres trabajadoras y en el mundo de los negocios y en esta carrera, a veces es un poco retante el ser madre y continuar ascendiendo en la profesión”, explica.

Colón Ouslán asegura que “hoy día somos un grupo, casi todas mujeres que somos mamás, CPA, que trabajamos en equipo y combinamos nuestra profesión y nuestra vida de familia”.

La nueva presidenta tiene clara sus metas en la dirección del Colegio y también el papel que juega esa organización en el público puertorriqueño.

Nosotros somos una entidad cuasipública, estamos creados por ley, y entre nuestros deberes está velar por la profesión, pero también velar por el desarrollo socioeconómico de Puerto Rico. Con eso en mente, decidí presentar mi propuesta para trabajar por tres cosas importantes”, dice.

La primera es, a través de la profesión, ayudar a impulsar la competitividad de Puerto Rico. “Eso se hace ayudando a nuestros comerciantes, desde el más pequeño hasta el de más recursos, a exportar sus bienes y sus servicios, porque ya Puerto Rico se nos ha quedado chiquito en esta economía global, así que es importante que nosotros podamos insertarnos en el mundo globalizado”.

El segundo objetivo tiene que ver con la situación interna de la agrupación. “A nivel administrativo, el Colegio está pasando por una transición generacional donde se hace importante atraer a la nueva generación de CPA a continuar lo que ha sido nuestra institución y mantener el sitial que ha logrado alcanzar hasta aquí con los CPA más experimentados”, señala.

Como tercera tarea menciona el aumentar la competitividad de los colegiados para ubicarles en mejor posición para mercadear sus servicios. “La profesión como tal está en un proceso de velar por su calidad. Nosotros formamos parte del sistema norteamericano de la profesión y tenemos que insertarnos en ese sistema para asegurarnos que tenemos la competitividad suficiente para poder exportar nuestros servicios”, abunda.

Esas tareas no están reñidas con varias de las campañas y proyectos en que está involucrada la entidad profesional.

“El Colegio tiene ahora mismo quetrabajar a nivel administrativo porque tenemos cambios a nivel de la dirección ejecutiva. A nivel de país estamos sumamente envueltos en todos estos proyectos de ley, en particular el de la Reforma Contributiva, que para nosotros es de gran interés porque tiene un impacto directo en el desarrollo económico, y en el Código de Incentivos”.

También está activa la labor de Asesores Financieros Comunitarios en la que los CPA, explica, “apoyamos a las entidades sin fines de lucro prestando servicios voluntarios en la administración y contabilidad de entidades caritativas con el fin de que puedan maximizar el uso de sus fondos”.

Colón Ouslán es firme creyente en la capacidad de los profesionales puertorriqueños en general, y de los CPA en particular, para vender sus servicios al mundo.

Respecto al gremio explica que “formamos parte del sistema norteamericano, nuestra licencia como CPA es un examen uniforme, el mismo examen que tomé aquí en Puerto Rico es el mismo que tomó el candidato a CPA en Florida, en Nueva York y en California y eso nos da una ventaja”.

“La segunda ventaja que tenemos”, agrega, “es que formamos parte de la Asociación Interamericana de Contabilidad, que agrupa 19 países de Centro y Suramérica. Al ser parte de la Asociación, nuestra designación como CPA se reconoce en esos países, que incluye el Caribe también”.

Resalta una cualidad que beneficia en ambos casos. “Nosotros tenemos algo que el suramericano típico no tiene y que el norteamericano típico no tiene, es que nosotros hablamos los dos idiomas. Eso nos permite exportar nuestros servicios, prestar nuestros servicios a clientes que puedan estar en Suramérica o clientes que puedan estar en Norteamérica”.

Mira también hacia un creciente mercado “En estos tiempos donde el mercado hispano en Estados Unidos es tan grande, y que prefieren hacer negocios con alguien de habla hispana, esa es otra de esas oportunidades que podemos explorar”, dice.

Aliada de la tecnología, destaca que “podemos prestar los servicios desde Puerto Rico, no tenemos que salir de aquí para ofrecerlos. La tecnología nos permite prestar los servicios desde aquí, nos acerca”.

En esa misma dirección se dispone a dejar otro legado al Colegio en el área de la educación continua. “Tenemos, recién inauguradas, facilidades listas para dar seminarios a distancia. Ya hemos comenzado con una serie de seminarios en un plan piloto y una de las metas que tengo este próximo año es que podamos dejar el plan corriendo a cabalidad, por el bien de nuestros colegiados”.


💬Ver 0 comentarios