Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Según datos de la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe, el abrupto cierre de fronteras y comercios entre marzo y mayo pasados, provocaron la pérdida de poco más de $8,000 millones y más de un millón de empleos en el sector.
Según datos de la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe, el abrupto cierre de fronteras y comercios entre marzo y mayo pasados, provocaron la pérdida de poco más de $8,000 millones y más de un millón de empleos en el sector. (Archivo)

Aparte del constante desafío que representa la pandemia de COVID-19, el Caribe ha recibido un impacto exponencial debido a la paralización de la actividad turística, principal fuente de ingresos de la región y que en algunos territorios supone más del 50% de su economía.

💬Ver comentarios