La nueva orden ejecutiva para frenar el avance del coronavirus prohíbe el alquiler de "short term rentals" para celebrar eventos sociales o grupales. En la foto, la zona de Miramar en San Juan, una de las áreas más solicitadas por los viajeros a través de plataformas como Airbnb. (David Villafane/Staff)

Aparte de reducir el aforo en restaurantes, tiendas, cines y otros establecimientos, la nueva orden ejecutiva prohíbe que cualquier propiedad se alquile a corto plazo si no está certificada por la Compañía de Turismo (CTPR) y prohíbe además celebrar actividades sociales y grupales en estos lugares.