Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Una antigua casona de estilo renacentista colonial que, por décadas, albergó la oficina y residencia de un reconocido médico en el casco urbano de Guayama, fue transformada en una hospedería, cuya restauración logró conservar el encanto de la arquitectura española.

💬Ver comentarios