Marzo ocupará el puesto número 29 en la clasificación de meses con mayores temperaturas para Alaska. (GFR Media) (semisquare-x3)
Marzo ocupará el puesto número 29 en la clasificación de meses con mayores temperaturas para Alaska. (GFR Media)

Washington- El mes de marzo en el estado de Alaska puede ser uno de los más cálidos desde 1925 y se espera que este fin de semana se alcancen temperaturas récords, según el Centro de Alaska para Evaluación y Política del Clima de ese estado (ACCAP, por sus siglas en inglés).

Este sábado ya se registraron temperaturas récord en las localidades de Kotzebue, con una población de unos 8,000 habitantes, y en Barrow, donde viven unos 4,000 estadounidenses.

En Kotzebue, se alcanzaron los 3 grados centígrados (37.4 grados Fahrenheit) y, en Barrow, la temperatura máxima fue de 2 (35.6°F), unos datos sorprendentes para unos municipios donde la temperatura casi nunca sube de cero grados.

En los últimos 99 años, la temperatura de Kotzebue y Barrow solo ha superado los cero grados (32°F) en tres ocasiones y la de hoy es una de ellas, según dijo hoy en Twitter Rick Thoman, meteorólogo del Centro de Alaska para Evaluación y Política del Clima.

De esa forma, marzo ocupará el puesto número 29 en la clasificación de meses con mayores temperaturas para Alaska, convirtiéndose en el mes más cálido desde enero de 2013 y situándose en el 10% de los más calurosos desde 1925, de acuerdo con las estimaciones de Thoman.

Según el informe de esa institución correspondiente a los meses entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, las temperaturas en Alaska y el noreste de Canadá tendieron a los extremos.

Es decir, la mayor parte del estado de Alaska, el territorio canadiense de Yukon y los Territorios del Noreste (también Canadá) experimentaron temperaturas significativamente más cálidas de lo normal durante el pasado invierno con algunas áreas del oeste de Alaska alcanzando récords.

Frente a ello, la mayor parte de la Columbia Británica, en Canadá, y el suroeste de los Territorios del Norte tuvieron temperaturas mucho más frías de los normal.

De esa forma, las temperaturas tendieron a los extremos y solo hubo una pequeña franja de zonas que mantuvieron sus temperaturas a niveles normales, de acuerdo al Centro de Alaska para Evaluación y Política del Clima.

Alaska es uno de los lugares del planeta que más sufre el cambio climático: la subida de las temperaturas ha provocado la desaparición del hielo marino, ha provocado cambios en la vida de los animales y ha desembocado en un crecimiento del nivel del mar, lo que amenaza la vida de los pueblos nativos que viven en la costa. 


💬Ver 0 comentarios