La medida pasa ahora a la firma del presidente Donald Trump. (AP) (semisquare-x3)
La medida pasa ahora a la firma del presidente Donald Trump. (AP)

Washington - Cuatro meses y medio después de haber aprobado el primer proyecto de asistencia por desastres de esta sesión del Congreso, la Cámara de Representantes de EE.UU. terminó esta noche el trámite de una legislación que puede garantizarle cerca de $1,400 millones a Puerto Rico.

Bajo suspensión de las reglas de debate, la medida – con apoyo bipartidista-, superó sin problemas (354-58) el requisito de los dos tercios de los votos en el pleno cameral. Los 58 votos en contra fueron republicanos. Los 222 miembros presentes de la mayoría demócrata votaron a favor, al igual que 132 republicanos.

La medida, que tuvo el visto bueno del Senado el pasado 23 de mayo y que ahora pasa a la firma del presidente Donald Trump, asigna en total $19,100 millones, con el fin de mitigar principalmente los desastres naturales ocurridos en 2018 y en los primeros meses de 2019.

El proyecto asigna directamente a Puerto Rico $600 millones en fondos de asistencia alimentaria y $304 millones bajo el programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR).

También clarifica un lenguaje de una ley anterior para advertirle a FEMA que tiene que financiar la reparación de daños de una instalación pública crítica ocurridos antes del huracán María, si eso supone reconstruir con más resiliencia. Esa advertencia puede representar otros $500 millones.

Aunque se opuso con vehemencia a los fondos para Puerto Rico, el presidente Trump tuiteó desde Londres que "los agricultores de Puerto Rico y todos estarán muy felices".

Con su tuit, por lo menos, pareció confirmar que suscribirá la legislación.

La presidenta del Comité de Asignaciones, la demócrata Nita Lowey (Nueva York), afirmó esta tarde que la negativa de Trump a otorgarle más fondos a la isla, que tuvo influencia sobre los republicanos del Senado, provocó que no avanzaran los proyectos aprobados en la Cámara de Representantes en enero y mayo. “Esos proyectos fueron frenados porque alguien en nuestro gobierno rehusó asistir a nuestros conciudadanos estadounidenses en Puerto Rico”, dijo Lowey en el hemiciclo.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, repartió elogios a republicanos, incluido al presidente Trump, por acceder a firmar la medida, y demócratas por el acuerdo final en torno a esta legislación. “Los pasados meses han sido de esfuerzos concretos cuyos resultados vemos hoy”, señaló González.

Mientras, la congresista demócrata boricua Nydia Velázquez (Nueva York) expresó alivio de que la medida se aprobara después de haber estado estancada en el Senado por meses, ante la oposición de Trump y republicanos del Senado a asignaciones adicionales a los $600 millones en asistencia alimentaria.

“Puerto Rico tiene aún mucho camino por recorrer para recuperarse no solo de los huracanes de 2017, sino también de años de abandono económico. En los próximos meses, trabajaré con mis colegasen temas legislativos para abordar la pobreza y el desarrollo económico en Puerto Rico, las disparidades en la atención médica que afectan al Estado Libre Asociado y la modernización de los sistemas energéticos de la isla”, indicó Velázquez.

El congresista demócrata boricua José Serrano (Nueva York), uno de los líderes del Comité de Asignaciones, presentó la medida a votación.

“Me enorgullece que el Congreso haya dejado de lado la política y finalmente se ha unido de manera bipartidista y bicameral en un proyecto de alivio de desastres tan necesario para Florida, Puerto Rico y los estadounidenses de todo el país. Es vergonzoso que pasara tanto tiempo después de que los huracanes Michael y Florence tocaran tierra, así como los desastres naturales que devastaron el Medio Oeste y otras áreas, para brindar alivio a millones de familias”, indicó, por su parte, el congresista demócrata boricua Darren Soto (Florida).

Desde el Senado, los republicanos Rick Scott y Marco Rubio, elegidos por Florida, también elogiaron la aprobación del proyecto de ley.

Mientras, el líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), afirmó que fueron los senadores demócratas los que reclamaron unidos más fondos para Puerto Rico, aun cuando se quería limitar los fondos a la asignación para asistencia alimentaria. “Si no fuera por los vergonzosos esfuerzos del presidente Trump por abandonar a nuestros conciudadanos en Puerto Rico, y la negativa de los republicanos del Senado a enfrentarse al presidente y decirle que estaba equivocado, se podría haber aprobado meses antes este tan necesario alivio de desastres”, indicó Schumer.

Las asignaciones para la isla dentro del proyecto de ley incluyen ciertas restricciones. Por ejemplo, los $304 millones en fondos CDBG-DR no estarán disponibles hasta después del 11 de octubre, la fecha para la cual se tiene que lograr el acuerdo entre el gobierno de Puerto Rico y FEMA sobre el costo de las obras permanentes que se financiarán bajo la sección 428.

La medida también ordena al Departamento de Vivienda federal (HUD) publicar en 90 días los requisitos de las subvenciones de fondos de mitigación CDBG-DR, lo que aplicaría a unos $8,226 millones previamente asignados a la Isla. Pero, el desembolso de esos fondos tampoco estará disponible, por lo menos, hasta octubre, pues se condiciona a que FEMA y el gobierno de Puerto Rico hayan acordado todos los estimados relacionados a la 428.

Previo a desembolsar el dinero, el Secretario de la Vivienda de Estados Unidos (HUD) tendrá que certificar que el gobierno  de Puerto Rico ha impuesto “controles financieros competentes” y procedimientos que eviten “cualquier duplicación de beneficios”.

La legislación asigna otros $5 millones al Departamento de Agricultura de EE.UU. para llevar a cabo un estudio sobre el impacto de la ayuda nutricional de emergencia otorgada a la Isla tras el huracán María, que causó cerca de 3,000 muertes y unos $100,000 en daños.

La portavoz republicana en el Comité de Asignaciones, Kay Granger (Texas), sostuvo que el proyecto terminó excluyendo asuntos que eran problemáticos, pero abogó por una rápida aprobación de otro proyecto que ayude al gobierno federal a financiar medidas para atender “el incremento en niños que cruzan la frontera” sin la compañía de un adulto.

Luego de resolverse la pugna sobre los fondos para Puerto Rico, la insistencia del presidente Trump en incluir en el proyecto de asistencia por desastres algún lenguaje relacionado a las medidas del gobierno federal en la frontera con México también retrasó varios días la aprobación de esta legislación en el Senado.

El también republicano Chip Roy (Texas), quien frenó una votación a viva voz durante el receso legislativo, insistió en que era necesario que hubiese una votación nominal. Pero, criticó que la legislación asigne $19,100 millones sin tener una fuente de financiamiento.

La coalición Power4PuertoRico destacó que el Congreso haya pasado por encima de las objeciones del presidente Trump, quien falsamente alegó que Puerto Rico ya había recibido $91,000 millones en fondos para mitigar el desastre causado por el huracán María. Erica González, directora de Power4PuertoRico, sostuvo que al final se escuchó el mensaje de que “no podemos dejar al presidente seleccionar qué grupo de ciudadanos estadounidense merece más ayuda que otros”.

Para el director ejecutivo de la red religiosa Jubilee USA, Eric LeCompte, “la aprobación del proyecto encamino alivios muy necesitados desde California a Puerto Rico”.


💬Ver 0 comentarios