Massol Deyá (al centro) se dirige al público durante la conferencia. (Imagen tomada de Twitter de Casa Pueblo) (horizontal-x3)
Massol Deyá (al centro) se dirige al público durante la conferencia. (Imagen tomada de Twitter de Casa Pueblo)

Washington - Como principal orador de una conferencia internacional, el profesor Arturo Massol Deyá presentó esta semana en Nueva York la experiencia de Casa Pueblo, la organización de autogestión comunitaria que ha logrado conectar el conocimiento científico con la responsabilidad social de alentar la independencia energética.

El modelo de Casa Pueblo - con sede en Adjuntas-, estuvo presente en la apertura, el miércoles, y el cierre, anoche, de la conferencia internacional estudiantil sobre conservación científica del Centro para la Biodiversidad y la Conservación, que reunió a estudiantes y profesionales emergentes de 25 países en el Museo de Historia Natural Americana de Nueva York.

“No nos organizamos para enfrentar huracanes”, advirtió Massol Deyá en referencia a Casa Pueblo, cuyas iniciativas a favor de la producción de energía solar han brillado tras la emergencia causada en Puerto Rico por el huracán María.

El colapso por meses de gran parte de la red eléctrica ha obligado a mirar con atención el perfil de Casa Pueblo.

Justo cuando Massol Deyá abría el miércoles la conferencia, la portada de la edición impresa del USA Today, destacó como en medio del colapso del sistema eléctrico de Puerto Rico a causa del huracán, Casa Pueblo logró ampliar el acceso a energía solar en Adjuntas.

Massol Deyá, director asociado de Casa Pueblo y profesor del Departamento de Biología del Recinto Universitario de Mayaguez de la Universidad de Puerto Rico, señaló que han querido no solo asistir con la emergencia, sino “impulsar el cambio”.

Más de 100 proyectos han sido puestos en marcha por Casa Pueblo, que ha visto crecer el respaldo de fundaciones e instituciones sin fines de lucro.

Por ejemplo, más de 40 casas, cinco colmados, dos ferreterías, una lechonera, una pizzería y una barbería ya operan con energía solar en Adjuntas.

Con la asistencia a colmados vecinales, Massol Deyá dijo que logran potenciar negocios que – como demostró la emergencia en la Isla-, se convierten en la seguridad alimentaria de la comunidad.

“Es el primer lugar en el que la gente consigue alimentos. Cuando no había efectivo en el país, el colmado fiaba. Es una relación de negocios distinta”, indicó Massol Deyá, en una entrevista telefónica.

Con sus nuevos sistemas de energía solar, negocios en Adjuntas reducen costos y dejan de ser “consumidores presos de una utilidad que pública o privada es explotadora”, para que puedan ser “productores de su propia energía”.

Casa Pueblo, que desde el 2003 logró adquirir 150 cuerdas de terreno para fundar el Bosque Escuela La Olimpia Ariel Massol Deyá, es un ejemplo a seguir, indicó, por su parte, la profesora Ana Luz Porzecanski, directora del Centro para la Diversidad y la Conservación del Museo de Historia Natural Americana y quien organizó la conferencia internacional.

“Nos parece muy importante que la situación por la que pasó Puerto Rico se mantenga como un asunto urgente. Estamos en un momento de crisis, debido al cambio climático y hay que cambiar por completo las expectativas de los incentivos y modelos centrales. Casa Pueblo demuestra como eso puede hacerse”, afirmó Porzecanski.

Hoy, que va discusión en el Senado de Estados Unidos el proyecto de ley que persigue establecer la política pública energética de Puerto Rico”, Massol renovó su llamado a “una insurrección energética”, que fomente la autosuficiencia. “Independizar energéticamente a un país se convierte en un acto subversivo cuando la compra de combustible suma entre $2,500 millones y $3,000 millones anuales”, dijo Massol Deyá.

El profesor Massol considera una “gran contradicción” que el proyecto del Senado imponga como meta que el 100% de la energía en Puerto Rico dependerá de fuentes renovables para 2050, y al mismo tiempo promueva una gigantesca inversión en gas natural.

Para Masssol, lo que le corresponde a los funcionarios electos de la isla “es decir qué van a hacer para que antes de salir del poder pueda cumplirse con la cuota que les toca de esa meta”.

Con respecto al futuro de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Massol sostuvo que hay que redefinir su rol. “El tema no es si salvamos a la AEE”, dijo, sino como Puerto Rico construye “un modelo de autosuficiencia energética”.


💬Ver 0 comentarios