Alrededor del 39% de las muertes ocurridas durante el Año Nuevo están relacionadas con el alcohol y el cansancio. (AP)

Chicago - Con la llegada del Año Nuevo, el exceso de alcohol y los accidentes de tránsito convierten a las calles y carreteras del país en trampas mortales que las autoridades se esfuerzan por neutralizar.

En casos de exceso de alcohol, o fatiga, el consejo es no manejar y aceptar las opciones de transporte público gratuito que se ofrecen en ciudades de todo el país, desde Chicago a Los Ángeles.

El Consejo Nacional de Seguridad, un grupo de defensa con sede en Itasca (Illinois), estima que en promedio pueden ocurrir 132 choques de automóviles entre la tarde del 31 de diciembre y el primer día de 2020. El saldo de víctimas mortales por estos accidentes, según este consejo, podría llegar a 115 y dejar unos 13,000 heridos.

Alrededor del 39% de las muertes ocurridas durante el Año Nuevo están relacionadas con el alcohol y el cansancio, mientras que el promedio en el transcurso de un año es del 29%, según las estadísticas de este grupo.

En el medio oeste del país, la iniciativa denominada "free ride" incluye viajes gratuitos en autobuses (y metro o subte donde los hay) a partir de la tarde del 31 y hasta la madrugada del 1 de enero.

Chicago (Illinois), Milwaukee (Wisconsin) y el área metropolitana de Minneapolis-Saint Paul (Twin Cities) en Minnesota, además de ciudades de Iowa, son algunas de las que se han sumado a esta iniciativa.

Lo mismo ocurre en Austin (Texas), y las ciudades de Los Ángeles, San Francisco y Sacramento (California) donde se aplica la política Visión Cero, para eliminar las fatalidades en el tránsito.

En Springfield, capital de Illinois, quien lo necesite puede viajar gratuitamente en una compañía de taxímetros, cortesía de los departamentos de policía y bomberos.

En Clarksville (Tennessee), un autobús o camioneta es enviado en 15 minutos a donde lo pida el solicitante, y en Santa Clarita (California) se ofrece un servicio gratuito y confidencial a adolescentes del área.

En Florida, Texas, California y Ohio los clubes AAA ofrecen viajes gratuitos de hasta 10 millas de distancia, a socios y no socios, pero deben ser solicitados como último recurso.

También está la opción del chófer designado, es decir el amigo o pariente que se compromete a no beber para transportar a los demás, todo para no manejar bajo los efectos del alcohol, lo que puede costar multas, una noche en la cárcel o, peor aún, la pérdida de vidas.


💬Ver 0 comentarios