Una oficial de seguridad escolar del Departamento de Policía de Nueva York entrega máscaras faciales a dos mujeres en el Brooklyn Bridge Park, en Nueva York. (AP)

Nueva York — El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, criticó este domingo a las personas que violaron las normas de confinamiento y salieron de fiesta, afirmando que ello amenaza la salud de todos los habitantes de la ciudad.

Entretanto el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, se sometió a una prueba del coronavirus en vivo y en directo por televisión, al tiempo que anunció que todos los que sufran síntomas son elegibles para el test.

Y dos regiones más del estado - el sector oeste y la región capitalina — cumplieron los siete criterios para iniciar la reapertura de sus negocios, pero necesitan contratar a cientos de personas más para rastrear a los que entraron en contacto con los enfermos.

Las áreas de construcción, agricultura, obras forestales, pesca, caza, manufactura y venta mayorista podrán reabrir. Las tiendas minoristas podrán operar, pero sólo con envíos o permitiendo que los clientes vengan a recoger sus compras.

De Blasio, fustigó a personas que se agruparon frente a bares el sábado a la noche sin máscaras y ni guantes y bebidas en la mano.

Las autoridades podrían cerrar locales que violen las normas de distanciamiento, manifestó de Blasio, pidiéndole a la ciudadanía reportar todo tipo de conducta insalubre.

Entretanto Cuomo declaró el domingo que todos los habitantes que sientan síntomas de coronavirus, como tos o dificultades respiratorias, son ahora elegibles para ser sometidos a la prueba, al igual que quienes regresan a trabajar como parte de la paulatina reapertura de la economía local.

El estado está ampliando el grupo de gente candidata para ser sometida a prueba debido a un aumento en la capacidad de tests. Se han erigido kioscos móviles para aplicar diagnósticos y están implementando aproximadamente una tercera parte de su capacidad máxima de 15,000 pruebas, dijo Cuomo.


💬Ver 0 comentarios