Las órdenes de aislamiento social aplican al estado de New York. ( Archivo)

Washington- Gobernadores de estados que representan más de una quinta parte de la población de Estados Unidos, han ordenado a sus ciudadanos quedarse casi todo el tiempo en casa, una restricción que puede ser la norma durante varias semanas ante la pandemia de coronavirus.

La medida ya había sido implantada en California, pero entra en efecto este fin de semana en Nueva York, Illinois y Connecticut, en momentos en que los casos positivos de coronavirus en Estados Unidos rondan los 20,000 y se han confirmado 260 muertes.

En Illinois, se hace efectiva esta tarde, hasta el 7 de abril. En Nueva York, la orden de que los empleados de empresas no esenciales trabajen desde sus casas, inicia el domingo a las 8:00 p.m.

En Connecticut, la orden de quedarse en casa se pone en marcha el lunes a las 8:00 p.m. y tendrá vigencia de un mes, hasta el 22 de abril.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, considera una restricción similar a la de Nueva York.

Los cuatro estados que tienen en marcha los mandatos para que una gran parte de sus ciudadanos se queden en casa suman una población de 75 millones, en un país de alrededor de 330 millones de habitantes.

Las iniciativas coinciden, en términos generales, en permitir a los ciudadanos ir al supermercado, a comprar comida a un restaurante que solo puede despachar comida para llevar, ir a la farmacia, a echar gasolina o recrearse manteniendo distancia de otras personas.

Aunque hay solo cuatro estados con órdenes a sus ciudadanos para quedarse en casa, en, Nueva Orleans - donde hay por lo menos 326 casos de coronavirus y cuyo alcalde puso en marcha un programa de pruebas de detección del virus ‘servicarro’ - se adoptó un programa similar.

Mientras, el senador republicano Rick Scott (Florida), dijo que debe implementarse un plan de 30 días por el cual "todos se queden en casa en la medida de lo posible", se cancelen los vuelos de pasajeros internacionales y nacionales y se cierran las fronteras excepto para ciudadanos y residentes autorizados.

Scott también cree en poner en marcha, entre otras cosas, una moratoria sobre todas las obligaciones financieras (incluidos alquileres, pagos con tarjeta de crédito, hipotecas, servicios públicos), un plan robusto de pruebas y cuarentena para los que den positivo.

El senador republicano recomendó además que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) proporcione a los hospitales una lista de todos los medicamentos potencialmente disponibles para los pacientes, ya sea a través del Derecho de Prueba o Uso Compasivo.

“La FDA debe proporcionar a los hospitales una lista de todos los medicamentos que muestren un uso terapéutico prometedor fuera de la indicación autorizada para COVID-19”, indicó Scott.

Esta semana, el Departamento de Educación de Estados Unidos impuso una moratoria de 60 días en los préstamos estudiantiles.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) mantienen una recomendación para evitar reuniones de 10 o más personas.


💬Ver 0 comentarios