En abril, el estado de Washington multó a Life Care en $67,000 por deficiencias en el control de infecciones luego de dos brotes que afectaron a 17 personas, entre pacientes y personal. (AP)

San Francisco - En el intento de mantener a raya el coronavirus, las autoridades ordenaron el jueves detener a un crucero frente a la costa de California mientras examinan a las personas a bordo. En un viaje anterior del mismo buque una persona murió y al menos una más se contagió de la enfermedad COVID-19.

Un helicóptero de la Guardia Costera debe entregar los equipos para los exámenes al Grand Princess en las próximas horas, una vez quede anclado en la bahía de San Francisco. La empresa Princess Cruises no reveló cuántas personas había a bordo, el buque tiene capacidad para 3,650 pasajeros y tripulantes, pero dijo que menos de 100 requerían los exámenes.

"El buque no llegará a la costa antes de que evaluemos debidamente a los pasajeros", dijo el gobernador de California, Gavin Newsom.

El miércoles, Newsom declaró el estado de emergencia, lo que allana el camino para recibir ayuda federal, tras la muerte de un hombre cerca de Sacramento que había navegado en el buque en un viaje anterior.

La primera muerte por coronavirus fuera del estado de Washington elevó la cuenta total a 11, la mayoría de los cuales eran residentes de un hogar para ancianos en un suburbio de Seattle.

Otro pasajero de un viaje anterior se encuentra hospitalizado. La empresa dijo que no había casos confirmados de coronavirus entre las personas a bordo, pero que algunos pasajeros exhibían síntomas de gripe.

En tanto, las autoridades federales anunciaron una investigación del hogar para ancianos Life Care de Kirkland, Washington, para determinar si se aplicaron las normas preventivas.

En abril, el estado de Washington multó a Life Care en $67,000 por deficiencias en el control de infecciones luego de dos brotes que afectaron a 17 personas, entre pacientes y personal.

Se han reportado 39 casos de coronavirus en la zona de Seattle, donde los investigadores dicen que el virus quizás ha estado presente durante semanas sin ser detectado.

Muchos negocios y algunas escuelas en la zona de Seattle han empezado a tomar medidas por su cuenta. El distrito escolar Northshore, con 22,000 alumnos, anunció la suspensión de las clases por dos semanas.


💬Ver 0 comentarios