En esta imagen tomada de una transmisión de televisión se ve a los pasajeros del Grand Princess mientras esperaban por abordar unas guaguas en el puerto de Oakland. (AP)

San Francisco - Dos hombres que habían viajado en un crucero en el que se habían reportado casos de coronavirus y que estuvo estancado durante días frente a la costa de California murieron, dijeron funcionarios federales este jueves, al confirmar que menos de la mitad de los pasajeros del navío fueron examinados para detectar el virus.

Las víctimas, de poco más de 60 años, viajaban a bordo del Grand Princess desde San Francisco a Hawai y murieron debido a complicaciones del coronavirus, dijo el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. en un comunicado.

Uno de los hombres fue transportado directamente del barco al hospital cuando finalmente atracó el 9 de marzo en Oakland, en el este de la Bahía de San Francisco, luego de permanecer varado frente a la costa de California durante varios días. El otro hombre se encontraba entre cientos de personas llevadas a la Base de la Fuerza Aérea de Travis, en el norte de California, para un aislamiento de 14 días. Fue llevado inmediatamente a un hospital después de desarrollar síntomas, declaró Bert Kelly, portavoz de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Un hombre murió el sábado y el otro lunes, agregó el funcionario.

Todavía no hay un recuento exacto de cuántos de los 3,500 pasajeros y tripulantes de 54 países se infectaron con COVID-19 después de que un hombre del norte de California en un viaje anterior regresó a su casa y murió del virus, lo que provocó la investigación.

A pesar de las garantías del vicepresidente Mike Pence y del gobernador de California, Gavin Newsom, de que todos a bordo del barco serían examinados para detectar el nuevo coronavirus después de que el barco atracara, solo 1,100 pasajeros de unos 2,400 han sido sometidos a exámenes, apuntó Kelly. Muchos de los otros rechazaron las pruebas después de esperar varios días de forma aislada. Kelly explicó que de los examinados, 103 dieron positivo y 699 fueron negativos, con más resultados aún pendientes.

Después de que Newsom prometió el 12 de marzo que “todas estas personas serán evaluadas”, su administración no ha respondido a numerosas preguntas durante más de una semana sobre quién se estaba haciendo la prueba, cuándo o por qué.

Hacer una prueba “en realidad se desaconsejaba si no mostrabas signos de enfermedad”, manifestó la pasajera Laurie Miller de San José, que pasó 14 días en la Base de la Fuerza Aérea de Travis antes de regresar a su casa el martes.

Miller y su esposo decidieron no hacerse la prueba porque no habían mostrado síntomas y se les dijo que si daban negativo, no acortarían su cuarentena. Si la prueba no era concluyente o los resultados de la misma se retrasaban, habrían tenido que permanecer en la base por más tiempo, sentenció.

Los pasajeros del barco de la línea Princess Cruise fueron trasladados en avión o transportados a bases militares estadounidenses o a sus países de origen para un aislamiento de 14 días, mientras que 1,100 miembros de la tripulación se dispersaron a sus países de origen, incluidos unos 500 de Filipinas. El resto de los miembros de la tripulación y seis pasajeros permanecieron en el barco para aislarse allí. No está claro cuántos miembros de la tripulación se han sometido a las pruebas.

Para la mayoría de las personas, el nuevo coronavirus causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos que desaparecen en dos o tres semanas. Para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud existentes, puede causar enfermedades más graves, como neumonía y muerte.

Todos los pasajeros habrán completado su cuarentena de 14 días antes de este viernes, puntualizó Kelly.


💬Ver 0 comentarios