La campaña de Sanders en Puerto Rico se concentrará en llegar a sus seguidores a través de las redes sociales y de servicios de mensajería. (AP)

Washington - La campaña de Bernie Sanders en Puerto Rico se ajusta a la crisis del coronavirus COVID-19 y va a centrar las próximas dos semanas en acercarse a los electores por las redes sociales y mensajes de textos.

“Vamos a seguir trabajando. Tenemos que reinventar el proceso”, indicó José Antonio Zayas, director político del comité de Sanders en la isla.

En Estados Unidos, de cara a las primarias del martes en Florida, Illinois, Ohio y Arizona, los precandidatos presidenciales demócratas, Sanders y el ex vicepresidente Joseph Biden, han cancelado sus eventos multitudinarios.

Para las primarias en la Isla, previstas para el 29 de marzo, también tendrán que hacer cambios en su estrategia.

Zayas sostuvo que el comité electoral de Sanders tiene el sistema de mensajes de textos más grande de las campañas presidenciales. Y dijo que ya están en contacto con grupos de la Isla, para aprovechar diferentes plataformas que permitan llevar la agenda del senador a través de la red de internet.

Originalmente, se pensaba que tanto Sanders como Biden irían a la Isla. Ahora, eso no está claro.

El comité electoral de Sanders en Puerto Rico quiere informar a los ciudadanos sobre donde estarán los 262 centros de votación que tendrá la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) para la contienda en la Isla, donde los precandidatos presidenciales se disputarán 51 delegados.

Previo a Puerto Rico, Biden buscará ampliar el martes su ventaja sobre Sanders en las primarias de Florida, con 219 delegados, Illinois (155), Ohio (136) y Arizona (67).

Sanders y Biden tienen además previsto su primer debate uno a uno, el domingo, desde Washington D.C., y primarias en Georgie el 24 de marzo.

Hasta hoy, Biden tenía 878 delegados, frente a 725 de Sanders.

Para un precandidato presidencial demócrata asegurar la aspiración a la Casa Blanca en una primera votación, necesita tener el respaldo, en la convención presidencial de julio, de 1,991 delegados.

Si nadie alcanzara ese número mágico, entonces se permite la participación en el proceso de los llamados ‘superdelegados’, un total de 771 funcionarios electos y directivos del Partido Demócrata.


💬Ver 0 comentarios