Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Una comunidad mormona expresa su enojo y frustración contra el gobierno mexicano.

La Mora, México — Con soldados mexicanos vigilando, una madre y sus dos hijos fueron enterrados el jueves en unos ataúdes tallados a mano en el primer funeral para las víctimas de una emboscada efectuada por sicarios del narcotráfico que dejó nueve mujeres y niños estadounidenses sin vida.


💬Ver 0 comentarios