Donald Trump. (AP/ Evan Vucci)

Washington - Al iniciar sus argumentos en el juicio político en el Senado, los fiscales de la Cámara de Representantes afirmaron hoy que si la presión que mantuvo Donald Trump hacia Ucrania en busca de beneficios políticos no es motivo para destituir a un presidente de Estados Unidos, “nada lo es”.

Mira lo acontecido aquí:

Trump “dirigió las acciones de su equipo” y “personalmente le pidió a un gobierno extranjero que investigara a su oponente” a cambio de liberar $391 millones en asistencia militar y otorgar una reunión al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en la Casa Blanca, indicó el congresista demócrata Adam Schiff, presidente del Comité de Asuntos de Inteligencia de la Cámara baja.

“Son hechos que no están en disputa”, dijo Schiff, al presentar los cargos de abuso de poder y obstrucción de la investigación del Congreso en contra de Trump, en el tercer juicio político en la historia de EE.UU. contra un presidente.

Después de 13 horas de sesión – que se extendió hasta las primeras horas del miércoles-, para aprobar las reglas del proceso, los fiscales de la Cámara comenzaron esta tarde a utilizar las 24 horas que tienen, durante tres días, para presentar el caso en contra del inquilino de la Casa Blanca.

Durante su turno, Schiff dijo que el proceso de destitución en contra de un presidente de EE.UU. fue creado por los padres de la Constitución estadounidense para hacerle frente a “una persona que se crea estar por encima de la ley” o que puede gobernar como un rey.

Si el Senado decide sesionar el sábado, los fiscales – siete congresistas a cargo de someter los cargos aprobados en la Cámara baja en diciembre-, deberían terminar ese día con su presentación.

Luego, correspondería a los abogados de Trump, encabezados por sus consejeros legales Pat Cipollone y Jay Sekulow, responder a las denuncias. Tendrán también un máximo de 24 horas, durante tres días, para defender a Trump.

Sin mociones que debatir – por lo menos hasta la noche-, la argumentación inicial de Schiff no tuvo el colorido de la noche anterior, cuando el líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), propuso ocho enmiendas a las reglas de la mayoría republicana para el juicio político, buscando citar ahora a altos funcionarios del gobierno de Trump o reclamar documentos de la Casa Blanca, el Departamento de Estado, el Pentágono y la Oficina de Presupuesto y Gerencia (OMB).

La discusión quedó marcada además por el intercambio entre uno de los fiscales de la Cámara, el congresista demócrata Jerrold Nadler (Nueva York), y el abogado Cipollone, después de que el legislador acusó a los senadores republicanos de cometer “un encubrimiento vergonzoso” y actuar de forma “traicionera” por negarse a permitir citar testigos y solicitar documentos antes de la presentación de las partes.

Cipollone había imputado a los demócratas tratar de eliminar a Trump como candidato a la reelección.

Con los ánimos caldeados, el juez presidente del Tribunal Supremo de EE.UU., John Roberts, intervino para pedir a los fiscales y abogados de defensa que tuvieran en cuenta que estaban “en el más grande cuerpo deliberativo del mundo”.

En Davos (Suiza), donde participa en el Foro Económico Mundial, el presidente Trump sostuvo que le da igual si se cita testigos o no al juicio político en el Senado. Pero, expresó preocupación con un potencial testimonio de su ex asesor de Seguridad Nacional John Bolton, pues considera dejó su gobierno en malos términos.

Bajo las reglas adoptadas esta madrugada en votación partidista - con los 53 republicanos a favor y los 47 demócratas en contra-, luego de las argumentaciones iniciales, los senadores tendrán 16 horas para hacer preguntas, las que tienen que presentar al juez Roberts, quien las selecciona.

Después, los 100 senadores votarían para decidir si citan o no testigos y si solicitan documentos.

El senador Schumer sostuvo que no está bajo discusión un ‘quid pro quo’ por el cual los republicanos acepten llamar a declarar a Bolton – quien ha estado dispuestos a hacerlo- a cambio de que se cite al hijo del ex vicepresidente Biden, Hunter Biden, quien fue miembro de la junta de directores de la empresa de gas Burisma, involucrada en los reclamos de investigación a Ucrania que ha hecho Trump. “Los republicanos tienen el derecho a traer cualquier testigo que quieran”, dijo, pero “ese intercambio no está sobre la mesa”.


💬Ver 0 comentarios