Steny Hoyer indicó que debe haber rendición de cuentas en la isla. (AP)

Washington- Steny Hoyer, líder de la mayoría demócrata de la Cámara baja, expresó este jueves que indignan los nuevos casos de corrupción gubernamental en Puerto Rico que incluyen a la exsecretaria de Educación Julia Keleher y a la ex directora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES) Ángela Ávila.

Hoyer sostuvo que debe haber rendición de cuentas en la isla, pero manifestó que no deben quedar en peligro “los esfuerzos de recuperación y el continuo suministro de la tan necesaria ayuda para la gente de Puerto Rico”.

El número dos de la Cámara baja indicó que seguirá trabajando sobre los asuntos de la isla con el presidente del Comité de Energía y Recursos Naturales, el demócrata Raúl Grijalva, y los congresistas demócratas boricuas Nydia Velázquez, José Serrano, Darren Soto y Alexandria Ocasio Cortez, al igual que con “otros defensores de Puerto Rico para asegurar que la ayuda para la recuperación llegue a quienes la necesitan”.

Grijalva exhortó el miércoles al gobernador Ricardo Rosselló Nevares a renunciar a su puesto, pues considera que ya no le es posible restablecer la credibilidad de su gobierno.

“Haremos todo lo posible para que el pueblo de Puerto Rico no sea castigado por las infracciones de los oficiales gubernamentales corruptos”, dijo, por su parte, el senador republicano Marco Rubio (Florida), tras las acusaciones del martes en Puerto Rico contra dos exfuncionarios del gobierno de la isla y contratistas.

Los cargos de corrupción presentados el miércoles por la fiscalía federal en San Juan incluyen a contratistas, y se basan en denuncias de fraude, lavado de dinero y hurto de dinero, entre otras cosas.

Tienen lugar, además, en medio de un nuevo escándalo que involucra al gobernador Rosselló Nevares por las expresiones sexistas, vulgares y políticas que él y sus más cercanos asesores hacen en un chat de la aplicación social Telegram.


💬Ver 0 comentarios