Hasta el 29 de febrero el gobierno de Puerto Rico solo había utilizado poco más de $15 millones de fondos CDBG-DR. (GFR Media)

Orlando, Florida - Un informe del Inspector General del Departamento deVivienda federal (HUD) ha advertido sobre la falta de capacidad administrativa del Departamento de la Vivienda de Puerto Rico para poner en marcha los controles necesarios para el uso de los fondos CDBG-DR.

Incluso, el análisis advierte que debido a la falta de cumplimiento con los requisitos federales y puertorriqueños para la adquisición de bienes y servicios, el Departamento de la Vivienda de Puerto Rico no pudo ofrecer garantías razonables sobre compras valoradas en $416,511, las que todavía debe explicar o reembolsar al gobierno federal.

La evaluación de la Oficina del Inspector General de HUD se hizo en momentos en que al gobierno de Puerto Rico – tras el huracán María-, se le han prometido cerca de $20,500 millones en fondos CDBG-DR, el programa de desarrollo comunitario para atender desastres, que son claves para la reconstrucción de la Isla.

Pero, el informe cubre también el manejo de cerca de $29 millones asignados tras inundaciones ocurridas en septiembre de 2008.

La inspectora regional de HUD, Nikita Irons, sostuvo que debe requerirse al Departamento de la Vivienda de Puerto Rico “mejorar sus controles financieros”, de adquisición de bienes, sus procedimientos para evitar la duplicación de beneficios y aumentar su personal administrativo.

Las recomendaciones hacen hincapié en las dudas que continuamente ha expresado HUD a la hora de frenar el desembolso de fondos CDBG-DR, los que ahora están sujetos a la supervisión de un monitor financiero federal y a nuevas restricciones y controles.

Uno de los muchos ejemplos que presenta el informe es la condición que impuso HUD a Vivienda para requerir una metodología en la asignación de los costos de obras. A pesar de que Vivienda describió la metodología, no precisó cómo se haría.

También indica que para evitar la duplicación en el otorgamiento de beneficios, Vivienda llegó a un acuerdo con la Administración de Pequeños Negocios de Estados Unidos (SBA). Pero, dejó vencer el acuerdo en septiembre de 2019, sin haber decidido el uso de la mayoría de los fondos.

Menciona además el incumplimiento de Vivienda con las proyecciones para aumentar su personal administrativo en el manejo de los fondos CDBG-DR.

El informe tiene fecha del lunes, pero la auditoría de la Oficina del Inspector General fue hecha entre marzo y septiembre de 2019, y abarca el manejo de los fondos entre el 7 de agosto de 2014 y el 30 de agosto de 2019.

De los cerca de $20,500 millones en fondos prometidos a la Isla tras el huracán María, el gobierno federal ha autorizado el desembolso de cerca de $3,200 millones.

Pero, la entrega formal ha sido solo de $1,507 millones, de los que hasta el 29 de febrero el gobierno de Puerto Rico solo había utilizado poco más de $15 millones.


💬Ver 0 comentarios