Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Sarah Huckabee Sanders. (AP)

Washington - La Casa Blanca calificó hoy de "histórica" su respuesta a la crisis generada en Puerto Rico por el paso del huracán María en septiembre pasado, a pesar de que la isla sigue recuperándose de su impacto, que según una estimación no oficial dejó más de 4,600 muertos.

"La respuesta federal fue de una proporción histórica", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en una conferencia de prensa.

"Seguimos trabajando con el pueblo de Puerto Rico, especialmente con su gobernador (Ricardo Rosselló), y seguiremos haciéndolo", agregó.

La portavoz no quiso hacer comentarios sobre la cifra de muertos en la isla como consecuencia del huracán, que según un estudio publicado la semana pasada por la Universidad de Harvard, se eleva a 4.645, un número que dista del dato oficial de 64 fallecidos.

De confirmarse esos datos, María, que tocó tierra como huracán de categoría cuatro, habría dejado más muertos que el ciclón Katrina, que asoló Nueva Orleans en 2005 y dejó un saldo de más de 1,880 fallecidos.

María causó unas pérdidas económicas de 90,000 millones de dólares, lo que supone el tercero más costoso desde 1900 en Estados Unidos tras el huracán Harvey, que afectó el sur de Texas en 2017, y el Katrina, y aún hoy hay hogares sin electricidad en la isla.

El presidente, Donald Trump, visitó Puerto Rico en octubre pasado y generó polémica al asegurar que el huracán María no era "una catástrofe real" como sí lo fue Katrina, y quejarse de que los graves daños en la isla harían que el presupuesto federal se viera "desfasado".

Trump tiene previsto visitar este miércoles la sede de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, en inglés) y recibir información sobre la nueva temporada de huracanes, que comenzó el pasado viernes.


💬Ver 0 comentarios