Integrantes de la Asociación Nacional del Rifle escuchan discursos durante su evento anual en el Centro de Convenciones George R. Brown de Houston. (AP)

La Asociación Nacional del Rifle ha despedido a docenas de empleados, cancelado su convención nacional y suspendido eventos de recaudación de fondos, de membresías y de tiro que normalmente serían cruciales para congregar a su base en un año electoral.

La pandemia del coronavirus ha sacudido drásticamente a la NRA —siglas en inglés de esta organización que defiende los derechos de compra y tenencia de armas— durante lo que debería ser un estimulante momento para el grupo, en medio de una elección presidencial y mientras los propietarios de armas de fuego se mostraban exaltados por defenderse ante lo que consideran es un intento de las autoridades de pisotear sus derechos garantizados en la Segunda Enmienda constitucional.

La NRA, que cuenta con unos cinco millones de integrantes, ha despedido o dado licencia sin goce de sueldo recientemente a docenas de empleados, ha impuesto una semana laboral de cuatro días para algunos de sus trabajadores y recortó el salario de todos, incluido su director general Wayne LaPierre. Los problemas económicos, aunados a la cancelación de eventos de recaudación de fondos y de la convención nacional, que seguramente habría contado con la visita del presidente Donald Trump, han complicado la capacidad de la organización para influir en los resultados de las elecciones de 2020.

En un memorándum dirigido a su personal, LaPierre indicó que los recortes salariales de 20% fueron aplicados a todos, mientras que algunos ejecutivos redujeron "voluntariamente" sus sueldos en un porcentaje aún mayor. Dijo que se pretende que los recortes de personal y otros ajustes sean temporales.

"La cancelación de la reunión anual tuvo un impacto económico significativo, pero más que eso, la crisis sanitaria nos ha obligado a posponer innumerables eventos de recaudación de fondos y de membresías al igual que competencias, seminarios de capacitación y otros eventos que generan ingresos; esas alteraciones son los motivos principales de nuestro proceso de toma de decisiones", detalló Andrew Arulanandam, vocero de la NRA. "Al igual que cualquier otro negocio y organización sin fines de lucro, nos vemos forzados a tomar decisiones complicadas en este nuevo ambiente económico".

Con el mundo entero en pánico por el coronavirus, los estadounidenses compraron una cantidad récord de armas de fuego en marzo, una cifra fundamentada en los datos de revisión de antecedentes y que representa el barómetro de las ventas de este tipo de armas en Estados Unidos.

En la mayoría de la gente, el coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Sin embargo, en algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves, incluyendo la neumonía, o la muerte.


💬Ver 0 comentarios