La Policía continúa investigando las causas de la balacera. (AP) (horizontal-x3)
La Policía continúa investigando las causas de la balacera. (AP)

Taylor Robertson, de 27 años, y Elijah Clayton, de 22 años, son las dos víctimas del tiroteo de ayer en el torneo regional de videojuegos de NFL “Madden 19” en el centro comercial Jacksonville Landing, en Florida.

Pese a que la Policía no ha confirmado la identidad de las víctimas, familiares y amigos les rinden tributo en las redes sociales. 

Robertson, que fue campeón anteriormente del Madden, es oriundo de Ballard, Virginia Occidental. Estaba casado y tenía una hija.

Según EA Sports, este ganó el 72% de sus juegos.

Mientras que Clayton, jugó fútbol americano con el equipo Calabasas de California. También era un competidor frecuente de los torneos de videojuegos de Madden.

EA Sports lo describió como "consistentemente uno de los mejores".

Varios gamers han publicado sus condolencias a los familiares de los dos jóvenes muertos en la competencia.

La Policía informó que el sospechoso de la balacera David Katz, de 24 años, se suicidó tras abrir fuego contra los asistentes al evento en el establecimiento "Chicago Pizza and Sports Grille. Este usó una pistola para matar a las dos personas.

Unas 11 personas resultaron heridas tras la balacera.

El hospital UF Health Jacksonville atendió a seis heridos. Informó que ya cuatro fueron dados de alta, mientras que dos continúan recluidos, uno de ellos en condición de cuidado.

El Memorial Hospital tiene hospitalizados a dos heridos.

Anoche la Policía allanó la residencia de Katz.

La Uniformada continúa investigando las causas de la balacera.


💬Ver 0 comentarios