Palm Beach, Florida. (Agencia EFE)

Miami - Los casos confirmados de COVID-19 en Florida alcanzaron los 45,588 este domingo y las muertes las 1,973 al tiempo que se incrementan a más de 784,000 los floridanos que aún esperan la ayuda oficial de desempleo. Según el Departamento de Salud estatal, en las últimas 24 horas aumentaron en el estado 777 casos confirmados del nuevo coronavirus y nueve muertes . Al tiempo se incrementaron a 784,512 los floridanos que aún están esperando por el pago de desempleo desde hace "70 días", según denunció este domingo la minoría demócrata del Senado de Florida. El Departamento de Oportunidades Económicas (DEO) de Florida ha tenido retrasos con el envío de esta ayuda debido, entre otras, a fallas en la web oficial. La senadora Lori Berman subrayó que es "inconcebible" que han pasado más de nueve semanas y el gobierno de Ron DeSantis solo haya pagado "la mitad" de las reclamaciones confirmadas y que "muchos floridanos solo hayan recibido un pago parcial menor". "El sistema que el gobernador heredó del ex gobernador (Rick) Scott era claramente deficiente, pero nueve semanas es tiempo más que suficiente para arreglarlo", manifestó. El gobernador DeSantis autorizó a partir de mañana lunes una mayor reactivación económica, que esta vez sí incluye en una primera fase a los condados de Miami Dade y Broward, los más afectados por el desempleo y por la pandemia con más de 21,000 casos de COVID-19 ambos. "Creemos que si vamos a pedir a los floridanos que vuelvan a trabajar, la legislatura también debe ponerse a trabajar en su nombre" y pagar las ayudas de desempleo, se lamentó el senador demócrata Gary Farmer. "El gobernador podría solucionar el problema con una firma, pero se niega a hacer lo correcto para la gente de Florida", criticó el senador Víctor Torres. Miami-Dade y Broward siguen siendo los condados en los que el impacto del COVID-19 es más fuerte. El primero ha acumulado 15,482 casos confirmados hasta hoy domingo y 561 muertes, y el segundo 6,088 casos y 279 decesos. Estos condados entrarán este lunes en la primera de tres fases de reapertura decretadas por el republicano DeSantis, mientras que los otro 65 contados de Florida entrarán en la segunda. La primera permite la apertura de negocios no esenciales como restaurantes, tiendas minoristas, museos y bibliotecas al cuarto de su capacidad y la segunda a la mitad de su capacidad, y agrega ahora gimnasios. Con 21.48 millones de habitantes y una economía basada principalmente en el turismo, un sector paralizado por el coronavirus, Florida se prepara en para una mayor reactivación. Sin embargo no incluye la apertura de playas, su mayor atractivo, en los condados de Broward y Miami-Dade, donde va más lento el proceso. En este último, incluso las ciudades de Miami, Miami Beach, Doral, Hialeh y Miami Gardens comenzarán apenas una primera fase el próximo miércoles 20. En estas cinco ciudades, el comercio minorista estará abierto al 25 % de capacidad con medidas de distanciamiento social. Tanto en Miami-Dade como en Broward no podrán abrir bares, spas, gimnasios, cines, playas, piscinas, ni tiendas de tatuajes y masajes.


💬Ver 0 comentarios