El gobierno local calcula que cerca de 30,000 hogares aún dependen de toldos azules. (AP) (semisquare-x3)
El gobierno local calcula que cerca de 30,000 hogares aún dependen de toldos azules. (AP)

Washington- Debido a la objeción del republicano Chip Roy (Texas), la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes no pudo aprobar hoy, viernes, por consentimiento unánime el proyecto de asistencia por desastres que tiene el potencial de beneficiar en cerca de $1,400 millones a Puerto Rico.

Por el Congreso estar en receso legislativo desde el jueves, para aprobarse hoy la medida en el pleno de la Cámara de Representantes nadie podía objetarla. La oposición de un solo legislador obliga a una votación formal, la cual quedó aplazada para el 3 de junio.

Roy basó su oposición al proyecto a que no incluye fondos para atender la “crisis” en la frontera con México y a que la medida, que asigna $19,100 millones, no tiene una fuente de financiamiento.

La legislación tiene el respaldo del liderato republicano, pero cualquier congresista podía detenerla hoy.

Justo antes de iniciar un receso de 10 días, en ocasión del Día de la Recordación, el Senado rompió ayer un impasse que había dilatado la aprobación de un proyecto que tuvo su primer visto bueno en la Cámara baja a mediados de enero.

La legislación asegura finalmente los $600 millones adicionales en asistencia alimentaria de emergencia que había reclamado el gobierno de Puerto Rico desde 2018, lo que permitirá próximamente volver a elevar los pagos, temporalmente, del Programa de Asistencia Nutricional (PAN).

Junto a los $600 millones en asistencia nutricional, la medida otorga a la isla $304 millones adicionales en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR), demanda clave de los demócratas, reconoció el presidente del Comité de Asignaciones del Senado, el republicano Richard Shelby (Alabama).

Pero, además, incluye un lenguaje con el cual el Congreso persigue clarificar que la intención de la ley bipartidista de presupuesto y asignaciones suplementarias de 2018 fue ordenar a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) que la reconstrucción de instalaciones públicas críticas en Puerto Rico buscara hacer la estructura más resiliente, incluidos componentes no dañados por el desastre natural. 

Según la presidenta del Comité de Asignaciones de la Cámara baja federal, la demócrata Nita Lowey (Nueva York), eso puede representarle a la isla aproximadamente otros $500 millones. La legislación mantiene también la propuesta de otorgar $5 millones al Departamento de Agricultura de Estados Unidos para que estudie el impacto en Puerto Rico de la asistencia nutricional de emergencia. 

Los $304 millones en fondos CDBG-DR, sin embargo, no estarán disponibles de inmediato. La legislación indica que no se entregarán hasta que Puerto Rico logre un acuerdo sobre las obras permanentes que financiará FEMA bajo la sección 428, un procedimiento que no se completará, al menos, hasta octubre. 

La medida también ordena publicar en 90 días los requisitos de las subvenciones de fondos de mitigación CDBG-DR. Eso aplicaría a una partida de $8,900 millones que el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, en inglés) tiene pendiente entregar a la isla. 

Pero la entrega de esos fondos tampoco estará disponible, por lo menos, hasta octubre, pues se condiciona a que FEMA y el gobierno de Puerto Rico hayan acordado todos los estimados relacionados a la 428.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, sostuvo que, aunque la votación en la Cámara baja ha sido aplazada hasta el 3 de junio, su aprobación debe estar segura. “Es una medida bipartidista”, dijo, al acentuar el respaldo que la medida tiene del liderato republicano cameral y considerar que es fruto del trabajo de republicanos y demócratas.

El liderazgo demócrata, sin embargo, censuró el voto del republicano Roy, pues retrasará la entrega de la ayuda.

Para la speaker Nancy Pelosi, la oposición del republicano Roy es un "sabotaje de última hora de los republicanos de la Cámara de Representantes" y un acto de "asombroso cinismo político" en torno a un proyecto de ley de ayuda por desastre "abrumadoramente bipartidista".

“Después de que el presidente Trump y los republicanos del Senado retrasaron la ayuda por desastre durante más de cuatro meses, es profundamente decepcionante que los republicanos de la Cámara de Representantes estén haciendo que las víctimas de desastres esperen aún más para obtener la ayuda que necesitan”, indicó, por su parte, la congresista Lowey, quien dirige el proceso cameral de asignaciones.

La Cámara baja volverá a tener una sesión pro forma el martes, 28 de mayo. Pero no volverá a sesionar formalmente hasta el lunes 3 de junio, al igual que el Senado.

Para el líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), "esta semana demostró que el presidente se equivocó: el Congreso puede y debe trabajar en proyectos de ley bipartidistas que benefician a las familias trabajadorasestadounidenses, y los demócratas seguiremos trabajando en esto, independientemente de las circunstancias".


💬Ver 0 comentarios