La carta está dirigida por la organización Power 4 Puerto Rico (semisquare-x3)
La carta está dirigida por la organización Power 4 Puerto Rico. (GFR Media)

Representantes de la diáspora publicaron una carta abierta dirigida a los precandidatos presidenciales para que se comprometan con abarcadores procesos para la reconstrucción de Puerto Rico, la cancelación de una buena parte de su deuda pública y la descolonización de la isla.

Los diversos grupos, encabezados por la coalición Power 4 Puerto Rico, piden apoyo para un plan Marshall para la isla y el pleno acceso a programas federales como Medicaid, de asistencia alimentaria, y los créditos contributivos por ingresos por ingresos devengados (EITC) y niños dependientes (CTC).

En su carta, las organizaciones proponen además que los precandidatos a la Casa Blanca se comprometan con medidas económicas como la derogación de las normas de cabotaje y el otorgamiento a la isla de un crédito tributario que promueva la creación de empleos.

Con respecto a la deuda pública de cerca $125,000 millones – al sumarse los sistemas de pensiones públicas-, los grupos abogan por un alivio “significativo” de las obligaciones financieras de la isla, ahora sujetas a un proceso de reestructuración bajo la ley Promesa.

También piden eliminar la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que controla las finanzas públicas de Puerto Rico y fue creada a través de Promesa, pues consideran que sus medidas de austeridad han fallado en proteger los “servicios esenciales”, se ha negado a llevar a cabo una auditaría la deuda y no ha promovido un camino hacia el crecimiento económico.

Proponen además que se reconozca el derecho a la libre determinación de Puerto Rico junto a un proceso inclusivo, justo y transparente para poner fin a “los 121 años de colonialismo estadounidense” en la isla.

La carta está suscrita por más de 30 organizaciones y fue dada a conocer tras una conferencia telefónica convocada por los grupos Power4Puerto Rico y Latino Victory Fund.

Entre los firmantes de la carta están la Agenda Nacional Puertorriqueña, BoricuActivate, Latino Justice PRDLDEF, la Federación Hispana, Boricuas Unidos en la Diáspora, El Puente, Alianza for Progress/Florida.

“Nuestro gobierno federal tiene la responsabilidad moral y legal de ayudar a 3.2 millones de residentes de Puerto Rico- y los cientos de miles que se vieron forzados a salir de la isla después de la tormenta (María)-,  a recuperarse del peor desastre natural en la historia moderna de Estados Unidos”, indica la carta pública a los aspirantes a la Casa Blanca.

La misiva agrega que cerca de 3,000 puertorriqueños murieron como resultado del huracán María “y más de un año y medio después, la Isla sigue sufriendo debido a la negligencia y a menudo el maltrato de parte del gobierno federal”.

Al hacer alusión a un Plan Marshall, los grupos hacen referencia al programa que lideró Estados Unidos para la reconstrucción del centro de Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

Aunque el gobierno federal ha asignado cerca de $45,000 millones para la recuperación y la reconstrucción, se han desembolsado cerca de $20,000 millones. De esos, solo unos $1,500 millones del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR) del Departamento de Vivienda federal son para proyectos de reconstrucción.

En el Congreso, mientras, sigue pendiente, entre otras cosas, una asignación de $600 millones en fondos de emergencia de asistencia alimentaria, que persiguen aumentar los fondos de los beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) hasta septiembre, cuando concluye este año fiscal federal.

Las organizaciones expresan respaldo a la propuesta que aprobó la Cámara de Representantes de EE.UU. – pero no ha sido acogida por la mayoría republicana del Senado-, para revivir la dispensa a la Isla en el pareo de fondos sobre los reembolsos de FEMA por iniciativas dirigidas a medidas de emergencia y el recogido de escombros.

Los grupos de la diáspora apoyaron en su declaración la propuesta de la congresista demócrata boricua Nydia Velázquez (Nueva York) para crear una comisión independiente, como la que se puso en marcha tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, que investigue a fondo la respuesta federal a la emergencia que desató en Puerto Rico el huracán María y programa una mejor movilización para el futuro.

Los grupos de la diáspora concluyeron que “sin acción adicional a nivel federal, tomará una generación o más reconstruir a Puerto Rico y el que su gente pueda finalmente prosperar”.


💬Ver 0 comentarios