(semisquare-x3)
Bernie Sanders. (AP)

Washington - El independiente Bernie Sanders (Vermont) y siete colegas demócratas presentaron hoy en el Senado de Estados Unidos legislación que propone equidad con los estados en el acceso al programa Medicaid para Puerto Rico y los demás territorios.

De acuerdo a la legislación, que es parecida a otra presentada en la Cámara baja por la delegada de la Islas Vírgenes estadounidenses, Stacey Plaskett, otorgaría pleno acceso y 100% de financiamiento de los costos asociados a servicios de Medicaid durante los años fiscales 2020 y 2021.

También propone quitarle el tope actual al que se enfrentan Puerto Rico y los territorios en el acceso a Medicaid. Para Puerto Rico, el tope ronda unos $380 millones anuales.

“Es inconcebible que en la nación más rica del mundo hemos permitido que nuestros conciudadanos sufran por tanto tiempo. Todos los recursos de los Estados Unidos se deben utilizar para enfrentar esta crisis, por el tiempo que sea necesario. Debemos garantizar la existencia de un sistema de salud sólido en todos los territorios y corregir las desigualdades en la ley federal que han permitido que los territorios se atrasen en casi todos los renglones sociales y económicos”, indicó Sanders, en una declaración escrita.

En el Senado, el proyecto es coauspiciado por los senadores demócratas Jeff Merkley (Oregón), Kirsten Gillibrand (Nueva York), Richard Blumenthal (Connecticut), Kamala Harris (California), Cory Booker (Nueva Jersey), Elizabeth Warren (Massachusetts) y Ed Markey (Massachusetts).

Sanders, Gillibrand, Harris, Booker y Warren son precandidatos demócratas a la presidencia.

Para los años fiscales federales 2020 y 2021, los fondos federales de Medicaid alcanzarían unos $2,800 millones anuales, unos $1,200 por encima del financiamiento que tuvo la Isla durante los años de plena vigencia de los fondos de la ley Obamacare.

El proyecto de ley propone además aumentar los fondos de Medicare para servicios a personas de escasos recursos, bajo el programa DSH, y hacer automáticos el ingreso de los pacientes en la parte B de Medicare, para servicios ambulatorios.

La legislación permite además aumentar a los territorios los fondos para los más pobres adquirir medicamentos recetados  e incrementar los pagos a los planes Medicare Advantage.

“Las familias en Puerto Rico, las Islas Vírgenes y los demás territorios merecen tener el mismo acceso a los programas federales de cuidado de salud que las familias en el restode los Estados Unidos, sin excepciones", indicó, por su parte, el senador Warren.

Mientras, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, en el comunicado oficial de Sanders, afirmó que unas 3,000 personas murieron a raíz del huracán María, “en gran parte debido a la incompetencia y demora de la respuesta federal del presidente Trump”. “En lugar de que se le permita recuperarse, se está amenazando a Puerto Rico con recortes, con un millón de residentes en riesgo de perder su ya insuficiente cobertura de Medicaid en septiembre”, agregó Cruz, quien es parte del grupo que preside la campaña de Sanders.

Jaime Torres, del grupo Latinos for Healthcare Equity, afirmó que la legislación “es más urgente que nunca, ya que Puerto Rico se enfrenta a un próximo ‘precipicio de Medicaid’ que, de no ser atendido a fines del 2019, puede resultar en que 600,000 puertorriqueños pierdan su cubierta médica de repente”.


💬Ver 0 comentarios