La minoría demócrata puede frenar la legislación por no incluir todas las asignaciones que aprobó la Cámara baja federal en enero pasado. (EFE/Shawn Thew) (semisquare-x3)
La minoría demócrata puede frenar la legislación por no incluir todas las asignaciones que aprobó la Cámara baja federal en enero pasado. (EFE/Shawn Thew)

Washington - La mayoría republicana del Senado buscará echar hacia delante mañana su proyecto de ley dirigido a mitigar recientes desastres naturales, que incluye $600 millones en asistencia alimentaria para Puerto Rico, indicó el senador Johnny Isakson (Georgia).

La minoría demócrata, sin embargo, puede frenar la legislación, por no incluir todas las asignaciones para Puerto Rico que aprobó la Cámara baja federal en enero pasado.

Lo que vamos a aprobar mañana es justo”, dijo el senador Isakson, quien, como otros de sus colegas, cuestiona que los demócratas no se conformen con asignar los $600 millones en asistencia alimentaria para la isla. 

Para Isakson, aunque  a Puerto Rico se le ha prometido sobre $40,000 millones tras el impacto del huracán María en 2017, hay estados que aún esperan por la legislación del Congreso para mitigar los desastres causados por desastres naturales en 2018.

Previamente, los líderes demócratas de los comités de Asignaciones del Congreso advirtieron que siguen opuestos a proyecto de los republicanos del Senado porque no ofrece todos los fondos que deben otorgarse ahora a Puerto Rico.

La Cámara de Representantes, bajo la nueva mayoría demócrata, aprobó en enero pasado un proyecto de ley que busca mitigar principalmente los desastres naturales de 2018, pero incluye varias medidas para la Isla, entre ellas la asignación adicional de $600 millones en fondos de asistencia alimentaria.

La medida cameral también incluyó $5 millones para estudiar el impacto de la ayuda alimentaria de emergencia otorga a la Isla, una nueva dispensa en el pareo de fondos que tienen que hacer los gobiernos de Puerto Rico cuando FEMA financia medidas de emergencia y el recogido de escombros, y $25 millones para la restauración del Caño Martín Peña.

El proyecto de los republicanos del Senado no incluye la dispensa en el pareo de fondos de FEMA ni los $25 millones para el Caño Martín Peña.

La presidenta del Comité de Asignaciones de la Cámara baja, Nita Lowey (Nueva York), y el portavoz de la minoría en el Comité de Asignaciones del Senado, Patrick Leahy (Vermont), indicaron que el proyecto republicano del Senado “no aborda adecuadamente las necesidades de los ciudadanos estadounidenses de PuertoRico y otros territorios”.

“Hace tres semanas, hicimos una oferta de sentido común que proporcionó un camino hacia adelante para llegar a una transacción a partir del proyecto de ley aprobado por la Cámara. Si los republicanos del Senado hubieran aceptado nuestro compromiso, ésta muy necesaria ayuda suplementaria para atender desastre podría haber sido ley desde hace unas semanas”, indicaron Lowey y Leahy.

Agregaron que “como estadounidenses, no debemos elegir a quién ayudar en momentos de necesidad”.“Estamos listos para apoyar un paquete de desastres que aborde las necesidades de todas las víctimas de desastres. Nada menos que eso no pasará en la Cámara de Representantes”, señalaron Lowey y Leahy. El gobernador Ricardo Rosselló Nevares ha coincidido con los demócratas del Congreso en que “cualquier cosa menos” que lo aprobado en la Cámara de Representantes “sería inaceptable”.

Los $600 millones en asistencia alimentaria persiguen dar seguimiento, hasta septiembre, a otros $1,270 millones asignados en octubre de 2017 que permitieron durante un año, hasta febrero, aumentar la ayuda e incorporar más personas al Programa de Asistencia Nutricional (PAN). 

Debido a la no aprobación de estos fondos, desde principios de este mes, los 1.35 millones de beneficiarios del PAN  han vuelto a recibir la paga regular, lo que significa un cheque de menor cuantía.

Hoy, The Washington Post informó que el presidente Donald Trump se opone a que Puerto Rico reciba nuevas asignaciones dirigidas a mitigar el desastre causado por el huracán María que no sean los los $600 millones en asistencia alimentaria que están pendientes en el Congreso o fondos para mejorar la red eléctrica de la isla.

Según le indicaron al diario funcionarios federales que hablaron bajo condición de anonimato, el presidente Trump volvió a preguntar el pasado 22 de febrero a altos asesores sobre formas que tiene para limitar la ayuda federal a Puerto Rico.

En aquel momento, la discusión estaba centrada en fondos del Departamento de Vivienda federal (HUD). Pero, no es la primera vez que medios estadounidenses informan que Trump ha querido frenar nuevas asignaciones para la isla.

De acuerdo al Washington Post, tras la reunión de febrero, Trump ha seguido preguntando a sus asesores sobre cuánto dinero recibe la Isla, y hecho claro que solo los fondos de asistencia alimentaria deben ser incluidos en el proyecto para mitigar desastres naturales que considera el Congreso.


💬Ver 0 comentarios