El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (AP)

El presidente Donald Trump anunció este domingo que los viajeros procedentes de "ciertos países de alto riesgo" por el coronavirus serán sometidos a controles al embarcar y al llegar a EE.UU., una medida que podría afectar a quienes viajan desde parte de Europa y Corea del Sur.

"Coronavirus: además de someter a los pasajeros a controles 'antes de embarcar' desde ciertos países designados como de alto riesgo, o zonas dentro de esos países, también les someteremos a controles cuando lleguen a los Estados Unidos. ¡Gracias!", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Trump no dio más detalles sobre el tema, pero la Casa Blanca está "en conversaciones con países europeos y con Corea del Sur" para implementar próximamente esos controles, dijo a Efe la portavoz del vicepresidente estadounidense Mike Pence, encargado por Trump para encabezar la respuesta de su Gobierno al coronavirus.

Esa portavoz, Katie Miller, aclaró que Italia está entre los países europeos con los que dialoga la Casa Blanca, y no descartó que las medidas puedan extenderse en algún momento a los pasajeros procedentes de España, a pesar de que el impacto del COVID-19 es mucho menor en ese país que en el territorio italiano.

En España se han confirmado 73 casos de coronavirus, según los últimos datos del Ministerio de Salud; mientras que en Italia se han dado ya 1,128 casos y 29 personas han muerto por la enfermedad, de acuerdo con los últimos datos oficiales.

La Casa Blanca dejó claro este sábado que los dos países que más le preocupan de momento son Italia y Corea del Sur, al recomendar a los estadounidenses que no viajen a las zonas de esas naciones donde se han producido brotes de la enfermedad.

No está claro en qué consistirían los controles que anunció Trump, aunque el presidente no habló de cuarentenas y pareció referirse más bien a chequeos médicos para comprobar que los pasajeros no hayan contraído el virus.

Trump ha prohibido ya completamente la entrada a los viajeros extranjeros que hayan visitado China en los últimos 14 días, y este sábado extendió ese veto a quienes hayan pasado por Irán en ese mismo periodo.

Además, ordenó someter a una cuarentena obligatoria de 14 días a los estadounidenses que hayan visitado la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, donde se detectó el primer brote del coronavirus.

En Estados Unidos hay 22 pacientes de coronavirus detectados por el sistema sanitario, de los que cuatro están "muy enfermos" y 15 se han recuperado por completo o están en diferentes fases de sanación, según las últimas cifras oficiales.

Trump insiste en que la situación sería mucho peor si no hubiera vetado la entrada al país desde China, y este sábado no descartó restringir también el acceso desde la frontera con México, aunque dijo que espera "no tener que hacerlo".

El vicepresidente Pence dijo este domingo que es "posible" que haya más muertos por coronavirus en EE.UU., después de que el sábado se informara del primer fallecimiento en toda América, el de un hombre de unos 50 años en el estado de Washington (noroeste).

También reconoció que Estados Unidos está rezagado respecto a otros países a la hora de distribuir kits para hacer tests específicos relacionados con el coronavirus, pero afirmó que este fin de semana se han empezado a repartir otros 15,000 equipos de ese tipo.


💬Ver 0 comentarios