Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Alan Bedore examina el daño a su patio después de la llegada del huracán Michael a Callaway, Florida. (Agencia EFE)

Miami - El noroeste de Florida lucha por volver a la normalidad un año después del paso del devastador huracán Michael, que tocó tierra en Mexico Beach el 10 de octubre de 2018 con unos vientos de categoría 5 cuyos efectos aún se pueden ver sobre el terreno de la localidad y su vecina, Panama Beach.


💬Ver 0 comentarios