Mapa que muestra el estimado en acumulación de lluvias que podría experimentar la isla este 14 de octubre de 2021.
Mapa que muestra el estimado en acumulación de lluvias que podría experimentar la isla este 14 de octubre de 2021. (NOAA/WFO)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) emitió esta tarde una advertencia repentinas para varios pueblos debido a un evento de tronadas fuertes que podría dejar entre una a dos pulgadas de lluvia.

El boletín para los municipios de Canóvanas, Carolina, Loíza, Río Grande y Trujillo Alto estuvo vigente desde poca antes de las 2:00 de la tarde hasta las 4:30 p.m.

El radar Doppler estimó que, hasta la 1:53 p.m., esas zonas había recibido una pulgada de lluvia, pero se esperaba más precipitación.

Con este panorama, el riesgo de inundaciones, tronadas y deslizamientos estuvo alto para el cuadrante este de la isla, por lo que el meteorólogo David Sánchez exhortó a la población a ejercer precaución.

“Se espera otra tarde con inundaciones, porque tenemos bastante humedad e inestabilidad en el ambiente y eso promoverá el desarrollo. También, tenemos vientos algo inusuales que predominan del sur-suroeste y eso hace que los aguaceros se concentren en el noreste”, explicó David Sánchez a El Nuevo Día.

Mapa que muestra en rojo el riesgo alto, anaranjado el riesgo moderado y amarillo el riesgo bajo de tronadas para este 14 de octubre de 2021.
Mapa que muestra en rojo el riesgo alto, anaranjado el riesgo moderado y amarillo el riesgo bajo de tronadas para este 14 de octubre de 2021. (NOAA/WFO)

El meteorólogo señaló que desde el pasado lunes hasta ayer cayeron entre tres a cinco pulgadas de lluvia alrededor de la isla, por lo que los suelos están saturados y cualquier aguacero que permanezca mucho tiempo sobre tierra puede generar inundaciones repentinas y aumentar los caudales de los ríos.

Las lluvias de ayer propiciaron, por ejemplo, que ocurriera un deslizamiento de tierra en la PR-155, kilómetro 14.4 del barrio Pedro García en Coamo, según la Policía. Dicha vía de tránsito se mantuvo cerrada durante la noche, pero ya eso de las 7:59 a.m. de hoy se reabrió tras la remoción de la tierra.

El mayor problema, según Sánchez, es que el viento sopla bien leve y eso permite que las lluvias sean más prolongadas.

Anticipó, al tiempo, que este patrón de humedad continuará por los próximos días.

“No se ve mejoría en el tiempo hasta principios de la semana entrante, pero comoquiera se esperarán actividad típica en la tarde para municipios del sur-suroeste de la isla”, apuntó.

En lo que comienza el evento de lluvia, la mitad norte de la isla podría experimentar índices de calor entre los 102 a 105 grados Fahrenheit, debido a los vientos del sur. Las temperaturas máximas estarán en los bajos 90 grados Fahrenheit.

Entretanto, las condiciones marítimas continúan inestables en la costa norte, donde un evento de marejadas mantiene alto el riesgo de corrientes marinas.

“El oleaje en general estará entre cuatro a seis pies, con el oleaje más alto en el Atlántico y pasajes. No hay advertencias, pero exhortamos a los operadores a ejercer precaución”, indicó Sánchez.

💬Ver comentarios