Embalse Toa Vaca en Villalba. (GFR Media)
El embalse Toa Vaca, en Villalba, se encuentra en nivel de observación. (GFR Media)

Un 81.76% del territorio que abarca Puerto Rico permanece bajo patrones de sequía, informó ayer, jueves, el Monitor de Sequía de Estados Unidos (USDM, en inglés).

La agencia desglosó en su más reciente informe que un 53.72% del territorio está bajo condiciones atípicamente secas y un 28.04% está bajo sequía moderada, lo que significa que el patrón de sequía no sufrió mayores cambios respecto a la semana pasada.

La categoría de condiciones “atípicamente secas” significa que el área en cuestión tiene un déficit de agua y que la sequedad que le afecta detiene o hace más lento el cultivo de alimentos o de pastizales. Por otra parte, la categoría de sequía moderada significa que algunos pastizales se dañaron, las fuentes o embalses de agua están bajos y se requiere el uso mesurado de agua.

La meteoróloga Cecille Villanueva del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan le indicó a El Nuevo Día que, aunque en los pasados días se han reportado algunas jornadas de lluvia, la isla acumula un déficit de precipitación de entre dos a ocho pulgadas. El término de déficit de lluvia se refiere a la cantidad de precipitación que no recibe un territorio en un tiempo determinado, que en este caso comprende desde el pasado diciembre.

“Hemos tenido unos parchos de humedad pasando esta última semana que han dejado aguaceros mayormente en el este y norte de Puerto Rico. También, en horas de la tarde ya hemos visto un poco más de actividad contrario a las pasadas semanas que estaba más seco”, explicó la experta vía telefónica.

Este periódico reportó el pasado 4 de enero que Puerto Rico no sale de patrones de sequía desde mayo del 2020, cuando comenzó a reportarse precipitación por debajo del promedio.

Cuestionada sobre si se espera una mejoría gradual en el patrón de condiciones secas, Villanueva destacó que, aunque habrá lluvia, los pronósticos a corto y largo plazo no vislumbran un evento vigoroso como para humedecer los suelos y abastecer los cuerpos de agua.

”Cualquier actividad de aguaceros que se produzca estaría moviéndose lentamente y estarían sobre un lugar por un tiempo más prolongado. Si se da el pronóstico, habrá suficiente humedad como para que se produzcan aguaceros todos los días. No es como que las condiciones de terreno seco mejorarían, pero tampoco empeorarían significativamente”, detalló la meteoróloga.

Actualmente, el área sur y el interior de la isla son las más afectadas con el patrón de sequía, al igual que el área del bosque nacional El Yunque, y un parcho del territorio al norte-noroeste.

El Monitor de Sequía estimó que la población que reside en las zonas bajo parámetros de sequía asciende a 806,085, según el último censo.

En cuanto a los embalses, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados reportó hoy que la mayoría de estos cuerpos de agua tuvieron un descenso en su nivel. No obstante, solo el lago Toa Vaca, en Villalba, y el lago Guajataca se encuentran en nivel de observación.

Gráfica que muestra los niveles de los embalses para este viernes, 14 de enero de 2022.
Gráfica que muestra los niveles de los embalses para este viernes, 14 de enero de 2022. (Captura)
💬Ver comentarios