Imagen de un aguacero en la zona metropolitana.
Imagen de un aguacero en la zona metropolitana. (GFR Media)

La humedad remanente de la onda tropical que afectó ayer a Puerto Rico se combinará con el calor diurno hoy, martes, para producir una tarde activa en aguaceros y tronadas, anticipó el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan.

El meteorólogo Gabriel Lojero advirtió -en entrevista con El Nuevo Día- que a partir de hoy aumenta el potencial de inundaciones y deslizamientos, porque ya los suelos están saturados y los caudales de los ríos crecidos a consecuencia de la precipitación registrada ayer.

El radar Doppler estimó que cayeron entre una a tres pulgadas de lluvia entre el domingo a la noche de ayer, lunes. El cuadrante más afectado fue el este de la isla y varias zonas del sur. En áreas aisladas, localmente, la acumulación superó las tres pulgadas.

“Hoy día esperamos otra tarde activa, principalmente por el calor diurno y efectos locales. Esperamos actividad en el interior y norte de Puerto Rico, incluido la zona metropolitana. Como ya el suelo está saturado, no se descarta que algunas áreas experimenten inundaciones, especialmente en zonas urbanas”, resaltó el experto vía telefónica.

La agencia meteorológica colocó a casi toda la isla, excepto el sur-suroeste, bajo un riesgo moderado de inundaciones urbanas y pequeños riachuelos. El potencial de inundaciones también incluye a Vieques y Culebra.

Lojero anticipó que, si bien hoy la actividad de lluvia no será tan intensa como ayer, mañana aumentará la frecuencia e intensidad de las lluvias por la llegada de lo que en su momento fue el Invest 93L.

“Ya mañana esperamos que la cobertura de aguaceros y tronadas aumente nuevamente porque vendrá el la onda tropical que era el Invest 93L. Esa onda promete lluvias y tronadas nuevamente para mañana. Era un sistema que vigilaba el Centro Nacional de Huracanes, pero ya en su último boletín el Centro Nacional de Huracanes dijo que tiene cero por ciento de desarrollo ciclónico”, explicó el meteorólogo.

Añadió que no será hasta el próximo domingo cuando el tiempo se torne más estable.

“Hemos tenido buenas lluvias en áreas que tenían déficit y vamos a continuar recibiendo lluvias. Este patrón húmedo continúa hasta, por lo menos, el domingo”, acotó.

Recalcó, a su vez, que la población debe tomar precauciones y evitar pasar por zonas inundadas o ríos crecidos que pongan en peligro su vida.

Los vientos que dirigen esos aguaceros se tornarán bien débiles desde mañana y las lluvias que se desarrollen se moverán lentamente y serán más prolongadas. Por esa razón el potencial de inundaciones y deslizamientos serán elevados en los próximos días. La exhortación a la población es que se mantengan vigilantes y cuando estén conduciendo no conduzcan en áreas inundadas”, expresó Lojero.

Entretanto, Lojero señaló que las condiciones marítimas están inestables en la zona norte, donde una marejada mantiene picado el oleaje.

“Tenemos condiciones picadas en el Atlántico debido a una marejada que viene del norte. Estamos hablando de oleaje hasta seis pies, no hay advertencia para operadores de embarcaciones pequeñas, pero sí tenemos riesgo alto de corrientes marinas para las playas en esa área”, puntualizó.

💬Ver comentarios